Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Igbekeme, duda para los dos últimos partidos de liga del Real Zaragoza

El nigeriano, que sigue con molestias físicas tras el partido de Málaga, se ejercitará al margen a la espera de su mejoría, ahora ya sin presión clasificatoria y sin necesidad de forzarlo.

Ejercicios de 'futvoley' al inicio del primer entrenamiento de la semana del Real Zaragoza, este lunes en la Ciudad Deportiva.
Ejercicios de 'futvoley' al inicio del primer entrenamiento de la semana del Real Zaragoza, este lunes en la Ciudad Deportiva.
José Vidal

James Igbekeme fue la única ausencia entre los componentes de la plantilla del Real Zaragoza en la mañana de este lunes en la Ciudad Deportiva, donde el equipo aragonés reanudó los entrenamientos tras un fin de semana de asueto y relajo absoluto. Una calma mental que llegó en la tarde del sábado con la satisfacción de ver confirmada la permanencia en Segunda División, pese a haber perdido 3-1 en Málaga el viernes, gracias al pinchazo del Rayo Majadahonda en su campo ante el descendido Córdoba (0-0).

El centrocampista nigeriano viene arrastrando problemas físicos desde hace varias semanas y jugó en La Rosaleda con ciertas mermas. Le duele un tobillo, aquel que le dañó el medio centro del Alcorcón, Boateng. Tiene tocado el tendón peroneo, parte del cuerpo que necesita tiempo para sanar cuando es dañado.

Ahora, una vez certificada la elusión del descenso a Segunda B de forma matemática, lo que resta relevancia a los dos partidos que cerrarán la liga (en casa ante el Numancia y, fuera, en Tenerife), la intención en el seno del club es la de no forzar a ninguno de los futbolistas que no estén al cien por cien en sus condiciones musculares.

A falta de solo 13 días para que la competición concluya, ya no es necesario desde el prisma del área técnica contemplar la alineación de ningún jugador tocado. Y, al margen de esos dos partidos oficiales que faltan, en los entrenamientos diarios la situación va a llevarse a cabo según marca el sentido común. Por eso, Igbekeme no trabajó este lunes con el resto de sus compañeros. Se quiere ver su evolución, su disposición con el paso de las horas. 

Todavía es pronto para establecer lo que puede suceder con el africano en este rápido esprint final de la temporada 2018-19. Habrá que esperar a las horas previas al fin de semana (el partido ante el Numancia será en La Romareda el domingo a las 20.00, en horario ya unificado en todos los campos al ser la penúltima jornada) para decidir qué hacer en su caso concreto. 

Igbekeme, a sus problemas musculares en este colofón a 9 meses de presionante y nerviosa liga, suma otro factor estratégico clave a la hora de evaluar su condición en estos ya inertes partidos ante numantinos y tinerfeños: es uno de los jugadores que pueden salir traspasados durante el verano. Por todo esto, no sería extraño que James Igbekeme no jugase ante el Numancia, como cita más cercana en el tiempo. Y quizá tampoco en Tenerife.

La sensación de liberación y paz mental que reina en el seno del vestuario zaragocista tras este último fin de semana de mayo ha quedado plasmada en la matinal del lunes en los campos de entrenamiento de la carretera de Valencia. Sonrisas (risas, por momentos), voces más elevadas de lo habitual entre los jugadores, partidillos de futvoley para arrancar la sesión... Hay un antes y un después desde el momento en que se conoció que ya no hay peligro mortal para el club y que el Real Zaragoza competirá de nuevo en Segunda a partir de agosto. 

Etiquetas
Comentarios