Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Lugo gana al Deportivo de La Coruña e impide la salvación del Real Zaragoza

El cuadro lucense se lleva el derbi gallego por 1-0 y aplaza otra jornada, al menos, que las matemáticas le cuadren a los aragoneses con sus 50 puntos.

Así queda la clasificación de la zona baja de Segunda, donde están los implicados en el descenso a través de la 19ª plaza, aún por definirse.
Así queda la clasificación de la zona baja de Segunda, donde están los implicados en el descenso a través de la 19ª plaza, aún por definirse.
HA

El Real Zaragoza no puede certificar su salvación en la jornada 39ª de la liga de Segunda División. La victoria, en la noche de este domingo, del Lugo sobre el Deportivo de La Coruña, por 1-0 en el derbi gallego jugado en el Anxo Carro, es el impedimento. Tal y como queda la clasificación en la zona de peligro, el riesgo de descenso a Segunda B, aunque mínimo, todavía presenta alguna combinación letal para los intereses aragoneses. De este modo, los zaragocistas tendrán que esperar una jornada más, a la 40ª y antepenúltima -al menos- para cuadrar sus números y gritar 'eureka! en su anhelo de obrar la permanencia.

Restarán 3 partidos. Es decir, 9 puntos en disputa. Y el Lugo alcanza los 44 (6 menos que el Real Zaragoza). 

Por debajo de los lucenses se queda el Tenerife, con 43 (7 menos que los aragoneses), tras perder 3-0 en Elche el sábado. Y el puesto fatídico, el 19º, se lo queda en solitario el Rayo Majadahonda, que cayó por 3-2 en Las Palmas y se clava en 41 puntos, justo 9 menos que los zaragozanos.

Entonces, si el Real Zaragoza le tiene ganado el 'golaverage' particular al citado Majadahonda, ¿por qué no se confirma la salvación blanquilla? La respuesta asoma en un triple empate que aún es posible: con Majadahonda y Numancia, a 50 puntos. Ahí, el que se iría a Segunda B sería el club aragonés.

Por ello, en la desembocadura de la 39ª jornada y ante la disputa de la 40ª, que lleva al Real Zaragoza a Málaga, el equipo de Víctor Fernández está en la obligación de sumar un punto más en La Rosaleda para, por iniciativa propia, el próximo viernes por la noche, solucionar el arqueo de caja.

Si perdiese ante los malacitanos, quedaría de nuevo a merced de que fuesen otros, terceros, los que le hicieran el trabajo de lacrar su seguro de vida en Segunda durante el fin de semana último de mayo. Habría que desear que el Rayo Majadahonda no ganase al desahuciado Córdoba en campo madrileño, como premisa primera y definitiva en ese momento del torneo. También que el Lugo no puntuase en el campo del Extremadura. Y que el Tenerife no ganase en su campo, el Heliodoro Rodríguez, al Oviedo

En este caso, no cabe citar al Numancia, otra clave fundamental de la combinatoria. Porque resulta que el próximo fin de semana todo el mundo sabe que los de Soria van a ganar, con absoluta seguridad, sus 3 puntos: les toca el Reus en el calendario. O sea, el adversario expulsado de la liga en enero que otorga la victoria en los despachos desde entonces por rigurosa turnicidad. Así que los numantinos vivirán con calma su fin de semana de la 40ª jornada, a la espera de las dos últimas citas (la siguiente, precisamente en La Romareda)

O sea, que de no puntuar el Real Zaragoza el viernes en Málaga, tocará al zaragocismo de nuevo mirar con lupa a otros focos de interés ajenos. Es el peaje de que haya tantos equipos involucrados en la pelea de la permanencia y la elusión de un puesto de descenso. 

Etiquetas
Comentarios