Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Dépor, anterior equipo de Víctor, provoca un "día distinto" a Fernández

Hace 4 años que el técnico aragonés entrenó unos meses en La Coruña, su experiencia previa a la actual en Zaragoza. Además, vio en Riazor en diciembre el despido de Alcaraz, su antecesor.

Víctor Fernández, en 2015, dirigiendo un partido del Deportivo de La Coruña en Riazor, su anterior etapa antes de la actual en el Real Zaragoza.
Víctor Fernández, en 2015, dirigiendo un partido del Deportivo de La Coruña en Riazor, su anterior etapa antes de la actual en el Real Zaragoza.
La Voz de Galicia

Día especial para Víctor Fernández. En La Romareda, en la tarde de este primaveral 4 de mayo de 2019, van a verse las caras su actual Real Zaragoza (en su tercera etapa al frente del equipo de su ciudad, su equipo matriz) y el que fuera su Deportivo de La Coruña en el anterior episodio en los banquillos del preparador del barrio Oliver. Su presente y su pasado más cercano en el tiempo. Sus dos últimas aventuras en su larga carrera como técnico de élite en casi tres décadas. 

"Son matices que te hacen vivir el partido de una manera muy especial. No hace mucho estaba dirigiendo al Dépor en Primera y ahora me toca enfrentarme a ellos en Segunda. Lo voy a afrontar con un hormigueo por dentro", dijo en rueda de prensa Víctor tras el último entrenamiento del Zaragoza este viernes.

Fernández estuvo 30 partidos al frente del Deportivo, entre agosto de de 2014 y abril de 2015, cuando fue destituido debido a que el cuadro coruñés andaba metido en los jaleos del descenso a Segunda y no lograba reaccionar como el club deseaba. Realmente, a Víctor siempre le tuvieron cierto recelo en Riazor, en cierto modo por su pasado (feliz y exitoso) en Vigo, al frente del Celta, rival gallego por tradición ancestral en La Coruña. Nunca fue sencillo su trabajo en las Rías Altas. 

"Es un club al que le tengo mucho cariño. Le deseo que le vaya muy bien, que logren su objetivo, pero antes que eso está el Real Zaragoza y lo que ahora prima es que nosotros logremos los 3 puntos porque tenemos muchas mayores necesidades y nos jugamos mucho. Mi cabeza está plenamente centrada en sacar adelante la victoria del Zaragoza", expuso Víctor Fernández para abrir distancia con su vinculación con los deportivistas, casi un lustro después de haber sido blanquiazul.

Este duelo Real Zaragoza-Deportivo de La Coruña, además de este nexo de unión de Víctor Fernández en el banquillo, tiene otro curioso engarce con lo ocurrido en la primera vuelta en Riazor desde el prisma zaragocista. Fue allí donde, a mitad de diciembre, cayó Lucas Alcaraz como segundo entrenador del curso del caótico club blanquillo (había sustituido a Imanol Idiakez dos meses antes). Perdieron los aragoneses 3-1, en un horrible partido que ya llegó así al descanso bajo un aguacero tremendo (con dos goles en claro fuera de juego, por cierto). Y de La Coruña volvió destituido Alcaráz tras una noche negra que... curiosamente, había vivido Víctor Fernández desde el palco del estadio coruñés, acompañado del exsecretario técnico zaragocista Pedro Herrera (Víctor estaba en su residencia pontevedresa de Sanjenjo). El relevo estaba hirviendo incluso antes de la derrota ante los gallegos. 

Víctor también recuerda aquel episodio, hace justo una vuelta de calendario liguero, cuando recogió al Real Zaragoza en el puesto 20º (antepenúltimo), sin pulso y con pintas de cadáver camino del parón navideño. 

"Este es otro matiz. Han pasado 5 meses desde aquel partido de la primera vuelta en Riazor, en diciembre, antes de la Navidad. Era una situación muy delicada para nuestro Real Zaragoza. El Dépor entonces iba lanzado, situación muy diferente a la de ahora. Las circunstancias son las que son. A ellos les han cambiado para mal el lugar que les corresponde. Nosotros, estamos sacando poco a poco la cabeza, aunque seguimos metidos en el lío todavía", rememoró reconociendo que son detalles singulares los que se dan en torno a su figura en este duelo sabatino de La Romareda. 

A falta de la presencia de Natxo González, entrenador zaragocista el año pasado hasta su huida unilateral rumbo a La Coruña y recientemente despedido del Dépor por su manifiesto descarrilamiento en pos del ascenso a Primera, es Víctor Fernández el que toma el protagonismo de la tarde en la banda del estadio zaragozano.

Etiquetas
Comentarios