Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

23 años del último triplete a domicilio

Gual logró en Córdoba, con sus tres goles, un hecho anotador que no se daba en el Real Zaragoza desde que, en enero de 1996, Morientes hiciese algo idéntico en Bilbao.

Páginas del HERALDO DE ARAGÓN con la crónica y las informaciones del 2-3 logrado por el Real Zaragoza en Bilbao en enero de 1996, con los 3 goles de Morientes en aquel partido de Copa.
Páginas del HERALDO DE ARAGÓN con la crónica y las informaciones del 2-3 logrado por el Real Zaragoza en Bilbao en enero de 1996, con los 3 goles de Morientes en aquel partido de Copa.
HA Documentación

El Real Zaragoza no es el Barcelona de Messi, ni el Real Madrid de Cristiano Ronaldo. Que un jugador zaragocista logre tres goles en un mismo partido es causa, siempre, de reseña fuera de lo normal. En La Romareda o, vestido con el escudo del león fuera de casa, los tripletes se cotizan caros de ver. La rutina, en cuestiones de este tipo, queda reservada para los genios, para los números uno. 

Por esta vía, Marc Gual se ganó un lugar por derecho, con su triplete en El Arcángel de Córdoba este domingo, en un pequeño espacio de la historia del Real Zaragoza. El delantero catalán firmó tres tantos en el estadio andaluz para dar forma al triunfo aragonés por 0-3 ante el colista de Segunda División y, de inmediato, saltaron los avisadores de las efemérides blanquillas en ese apartado multigoleador. ¿Cuanto hace que un jugador zaragocista marcó tres tantos como visitante? ¿Quién fue? ¿Dónde?

Pues bien, Gual, aunque haya que aplicar tamices y factores correctores de valoración por motivos obvios que se colegirán de inmediato, toma el relevo a Fernando Morientes. Y lo hace una vez transcurridos 23 años y 3 meses. Esa es la horquilla temporal que separa el triplete de Gual y el anterior de estas características, el que hizo Morientes en Bilbao, en el viejo San Mamés, el 11 de enero de 1996 en el partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey que enfrentó al Real Zaragoza ante el Athletic de Bilbao en el estadio vasco. 

En una noche lluviosa de miércoles, el cuadro zaragocista venció por 2-3 y los tres tantos los firmó el '9' albaceteño, que en un equipo de altos vuelos, recién ganada la Recopa de Europa, la Copa del Rey del año anterior, era un pipiolo de 19 años que había venido como refuerzo para suplir, nada más y nada menos, que a Juan Eduardo Esnáider, repescado por el Real Madrid en verano tras el éxito continental con el Zaragoza. O sea, Morientes era entonces 'un Gual', incluso más joven, apuesta del momento, en una órbita de mayor rango y con infinitas mejores prestaciones en el día a día.

Morientes hizo ese día en Bilbao el 0-1 en el minuto 8 y el 0-2 en el 28. El Athletic empataría, con un tanto antes del descanso de Guerrero y otro nada más iniciarse la segunda parte de Joseba Etxeberría. Pero, de nuevo Morientes, nada más sacarse de centro tras el 2-2 (minuto 57), embocó el 2-3 en su noche mágica en el Bocho, en la que también disparó una vez al poste.

Solo 3 tripletes a domicilio desde 1975, en los últimos 45 años

Si será raro lo ocurrido con Gual en Córdoba que, en las últimas 45 temporadas zaragocistas, desde 1975 (las que pueden calificarse como las del fútbol en color), solo tres jugadores antes que el catalán lograron marcar tres goles en el mismo partido jugando fuera de casa. Además del referido precedente de Morientes en Bilbao, poco antes -cinco meses- se dio el triplete de Higuera en el Camp Nou ante el Barcelona en la vuelta de la Supercopa de España, en un 4-5 espectacular a favor del Zaragoza que, sin embargo no sirvió para ganar el título tras el 0-2 adverso de la ida. Y, más atrás en el tiempo, en el último partido de la liga 83-84, el centrocampista Barbas hizo tres dianas en El Sadar de Pamplona en un brillante 1-4 de los de Beenhakker al Osasuna.

En este largo tramo de cuatro décadas y media, el triplete de Gual en Córdoba hace el número 21. No es una cifra, como se puede deducir enseguida, exagerada. Al contrario. Es bastante recortada, lo que da valor al hecho.

En este tiempo, el récord de goles en un mismo partido lo logró Alonso (Pichi) anotando 5 goles al Espanyol en un 8-1 para el recuerdo. El propio delantero castellonense (Alonso es de Benicarló) le hizo 4 dianas al Burgos en un 5-0; el canterano Salva hizo otro póker al Langreo en otro 8-1 en Copa años después; y el internacional David Villa, ya en el siglo XXI, repitió episodio en un 4-4 frente al Sevilla. Todos en La Romareda. Pero, tripletes, tacadas de tres, solo asoman 21 desde 1975.

Gual, aunque sea desde el escalón menor de la Segunda División (donde también le precedieron Yordi y el mentado Alonso, además de Papunashvili y Borja Iglesias el año pasado), se une, dentro del segundo tramo de la vida zaragocista, a un selecto grupo con nombres de relumbrón como, además de los ya subrayados, Diarte, Amarilla, Valdano, Corchado, Pardeza, Mateut o Milosevic.

Etiquetas
Comentarios