Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

"¿Mi renovación? Lo único que ahora me perturba es la situación del Real Zaragoza"

Jorge Pombo, fiel a su personalidad contundente, asegura que "nunca ha tenido presión por nada" y que sabe que "siempre" va a estar "en el punto de mira".

Pombo corre junto a Papunashvili al inicio del entrenamiento del Real Zaragoza este miércoles.
Pombo corre junto a Papunashvili al inicio del entrenamiento del Real Zaragoza este miércoles.
Toni Galán

Jorge Pombo es uno de los puntos fijos de atención de la temporada para muchos zaragocistas. Por las expectativas creadas sobre su figura tras la buena temporada pasada; por la relevancia de su papel en el equipo dado su rol de veterano pese a su juventud; porque el devenir de los acontecimientos ha ido devaluando su juego y su aportación ofensiva en forma tangible de goles y asistencias; porque desde la dirección deportiva se le señaló enseguida como elemento de desvío de realidades presentes poco agradables a costa de su no novación (que no renovación) de contrato; porque ese foco de atención caló entre los más fáciles de ser sugeridos y concluyó recientemente en una bronca individualizada para el jugador canterano... No lleva Pombo un año fácil en lo particular, paralelamente a las enormes dificultades que sufre el Real Zaragoza en general.

Y sobre ello, tras muchos días de silencio, habló el canterano en la matinal de este miércoles, cuando ejerció de portavoz del equipo en la Ciudad Deportiva. 

Con su singular carácter, Pombo dijo, de entrada, no sentir una presión extra por el hecho de llevar toda la segunda vuelta sin marcar un gol y por ser objeto de críticas serias desde la grada según pasan los partidos. "Yo nunca he tenido presión por nada. Aquí no somos ni Messi ni Cristiano, que están todos los días al cien por cien. No siempre nos sale todo. Yo trato de hacerlo lo mejor posible", esgrimió el mediapunta aragonés.

Era inevitable que, después de tanto tiempo sin asomar ante la prensa, el asunto inconcluso de su renovación, elevado al grado de polémico por el propio manejo de los acontecimientos desde la dirección deportiva, volviese a salir a colación. "¿Mi renovación? A mí lo único que me perturba ahora es la situación del Real Zaragoza, la del equipo. Lo de la renovación no es primordial en este momento. Además, a mí me queda un año más", respondió Pombo con esa coletilla que subraya que el caso no es, de facto, una renovación respecto de algo que fina, sino una novación de algo que está vigente.

Pombo fue despedido el último día ante el Alcorcón con una sonora bronca desde la grada. Al final tanto ir y venir en boca de todos, ha derivado en un deterioro de la imagen del jugador en las últimas semanas que detonó de ese modo hace solo 10 días. "Bueno... al final, La Romareda es como es. Es una gran afición, son muy exigentes. Es normal que, cuando las cosas no van bien, están en su derecho de pitar, de aplaudir, de lo que quieran. Cuando te pitan es por algo. Yo trataré de mejorar y de meter goles, que es lo que quieren al fin y al cabo. Y ya está", indicó Pombo sin mostrar demasiada desazón, convencido de sus posibilidades para reconducir este presente tan revirado para él. 

Y es que a Pombo no le sorprende lo que ha ocurrido con él. Hace días que se viene oliendo este tipo de acontecimientos sobre su figura, visto el manejo de su caso desde diferentes prismas. "Esté bien o esté mal, yo siempre voy a estar en el punto de mira. Eso lo tengo asumido. Los pitos siempre pueden afectar un poco, aunque uno no quiera. Los jugadores tenemos altibajos. Y el fútbol es muy mental, no es todo físico. Es muy mental. Pero no hay excusas que valgan", remarcó con intención.

El nombre de Pombo ha filtrado desde dentro como uno de los posibles traspasos en ciernes en el ya inminente verano de 2019, toda vez que el Real Zaragoza asume que va a tener que buscar liquidez en caja a través de ventas de futbolistas. Y el '8' lo sabe y lo regatea con habilidad. "Yo siempre defenderé estos colores y este club. Como siempre lo he hecho. Yo estoy muy contento aquí. Y aún me queda un año. El año que viene, ya se verá qué pasa. Yo tengo contrato hasta 2020. Estoy muy tranquilo", insistió en su estatus contractual con el club. 

Etiquetas
Comentarios