Real Zaragoza

real zaragoza

No apuesten, no amañen, no escuchen propuestas extrañas: llega el fin de liga

La plantilla del Real Zaragoza, como las del resto de clubes, asistió este miércoles a una charla sobre el "código ético y normativo" que rige en el fútbol español.

La plantilla del Real Zaragoza atiende a Fernando Sainz de Varanda, vicepresidente del Consejo de la SAD, en la charla de este miércoles en la Ciudad Deportiva.
La plantilla del Real Zaragoza atiende a Fernando Sainz de Varanda, vicepresidente del Consejo de la SAD, en la charla de este miércoles en la Ciudad Deportiva.
Tino Gil/Real Zaragoza

Llega el fin de la liga. La primavera lo denuncia. Abril, camino ya de mayo. La Semana Santa, San Jorge. Los nervios en la clasificación. Los simuladores de las últimas jornadas. Los cálculos, las combinatorias de resultados para ver qué porcentajes de posibilidades tiene cada club para lograr su objetivo. Y... las reuniones de cada club con su gente para advertir a todo el mundo de que no apueste, de que no caiga en la tentación de amañar nada, de que no escuche siquiera la más mínima propuesta extraña de terceros o desconocidos. 

Parece una puerilidad a bote pronto, pero los hechos que vienen aconteciendo en el ámbito del fútbol (profesional o no) en los últimos tiempos dicen que no es tan de Perogrullo ni tan incongruente el hecho de aconsejar sobre estas prácticas. Porque, haberlas, haylas todos las temporadas, sobre todo y especialmente cuando las ligas acometen su recta final, como es ya el caso de la 2018-19.

Así que el Real Zaragoza, dentro del orden establecido por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en este espinoso asunto, llevó a cabo la charla pertinente con su primera plantilla en la mañana de este miércoles (también pasaron después por la sala los muchachos del filial y, además, las recomendaciones tienen como destinatarios a todos los empleados del club, en todas sus áreas). La Liga exige a cada entidad a que acometa esta iniciativa con claridad y contundencia. Y en el seno zaragocista, el ponente fue, una vez más, Fernando Sainz de Varanda, el vicepresidente del Consejo de la SAD y abogado en ejercicio, experto en este tipo de cuestiones jurídicas y de discurso certero y ágil ante los futbolistas. 

Todo el mundo tiene ya, por lo tanto, refrescado este peligroso riesgo que siempre pulula alrededor del deporte profesional: las apuestas, los arreglos de resultados, los amaños de detalles del juego, las propuestas fraudulentas a futuro en momentos de máxima tensión competitiva. Nadie puede caer en esas redes, en esas cavernas mafiosas que no cesan de intentar corromper a los más débiles, aquí, allá o donde se tercie. 

El Real Zaragoza actúa, en primer lugar, bajo la esfera de su propio Código Ético y Normativo, que es el que marca en primera instancia las normas de comportamiento de cada uno de sus asalariados. Y, además, este modo de operar responde al Órgano de Cumplimiento 'Corporate Compliance' que sugiere, con énfasis, la LFP.

Así pues, un año más por estas fechas decisivas del campeonato de liga, todo el mundo está ya advertido de los cepos en los que no puede caer. Ni en primera persona, ni en sus allegados más cercanos. Ni individual ni colectivamente. La palabra 'apuesta' debe ser borrada de cuajo del cerebro de todos los protagonistas directos del Real Zaragoza. Y así, se difuminarán notablemente los demás pecados, los de los amaños, los de los tratos espurios con individuos nocivos que puedan revolotear alrededor de cualquier sujeto relacionado con el club aragonés en lo sucesivo. 

Etiquetas
Comentarios