Real Zaragoza

real zaragoza

Ante el CD Logroño, en 1935, único caso igual al del Reus, 84 años después

El caso precedente a la no disputa del partido de liga frente al Reus por retirada de la competición de este club data de antes de la Guerra Civil.

Clasificación, en las páginas de HERALDO DE ARAGÓN en diciembre de 1935, del Grupo 2º de la Segunda División, con el Zaragoza y el Logroño, recién retirado de la liga.
Clasificación, en las páginas de HERALDO DE ARAGÓN en diciembre de 1935, del Grupo 2º de la Segunda División, con el Zaragoza y el Logroño, recién retirado de la liga.
HA Documentación

El Real Zaragoza está obligado a guardar 'fiesta' este próximo fin de semana por causa mayor: no tiene rival. El que debería serlo, el Reus, fue expulsado de la liga de Segunda División antes de hora, justo en la mitad del torneo 2018-19, a finales del pasado enero, como consecuencia de irregularidades societarias graves que la organización de la competición no permitió. Así que toca descansar mientras, de paso, los 3 puntos ante los reusenses se añadirán sin competir en el campo al balance de los zaragocistas, pues la norma dice que todos los adversarios ganarán los partidos de la segunda vuelta al Reus por 1-0. 

Este caso, anormal y extraño en el fútbol profesional español en sus divisiones superiores (la Primera y la Segunda) desde que el balompié comenzó a tener cuerpo en el país allá por finales de los años 20 del siglo XX, solo tiene un precedente en la historia. Un hecho que, curiosamente, también afectó al Zaragoza (entonces no era Real aún) y en Segunda División: ocurrió en la temporada 1934-35, en el Grupo 2º de la división de plata, que estaba estructurada con 3 grupos diferentes de 8 equipos cada uno, con criterios geográficos.

El club que se esfumó de la liga de manera prematura fue el CD Logroño y provocó lo que, durante 84 años, ha sido la única ocasión en la que una liga de primer rango en España se quedó coja en plena competición. Ahora, ocho décadas y media después, en la liga 2018-19, el Reus Deportiu ha protagonizado el segundo episodio similar. Y, de nuevo, le ha pillado en medio al Real Zaragoza, pues comparte reparto en Segunda División con los catalanes, uno de los 22 equipos con los que arrancó la competición este curso allá por agosto pasado. 

Aquel Logroño solo jugó los 3 primeros partidos de la liga. Curiosamente, el primero, el estreno de la competición, fue frente al Zaragoza, que le ganó 5-0 en Torrero. Los logroñeses perdieron 1-7 en la jornada 2ª en su campo por el Unión de Irún. Y también cayeron en la 3ª jornada en Sabadell por 8-1. Esas goleadas eran síntoma de problemas serios en el seno del club riojano, falto de recursos económicos y, por ello, de calidad en sus jugadores. De tal guisa que el 21 de diciembre de 1934, justo antes de la Navidad, mandaron a la Federación Española su carta de renuncia a seguir jugando en Segunda División. Se retiraron de manera unilateral. Y, al haberse jugado solo 3 partidos, aún en la primera vuelta, el reglamento dictó que se anularan los marcadores de esos choques y la figura del CD Logroño no computase de ninguna manera en la clasificación final.

La liga de 8, previa a la Guerra Civil Española, se quedó en un torneo con solo 7 equipos: Osasuna, Sabadell, Zaragoza, Gerona, Unión de Irún, Badalona y Júpiter de Barcelona.

Extracto de la página de HERALDO DE ARAGÓN del 25 de diciembre de 1934, día de Navidad, en la que se recogían los marcadores y clasificaciones del fútbol español de aquel incipiente momento. Por primera vez, se anunciaba la retirada del CD Logroño.
Extracto de la página de HERALDO DE ARAGÓN del 25 de diciembre de 1934, día de Navidad, en la que se recogían los marcadores y clasificaciones del fútbol español de aquel incipiente momento. Por primera vez, se anunciaba la retirada del CD Logroño.
HA

Así que, en el mes de febrero de 1935, el Zaragoza pasó por el mismo trance que se vive ahora en el zaragocismo: el calendario inicial del curso decía que debía jugar ante el CD Logroño un partido de liga de la segunda vuelta, pero no se pudo jugar por no existir ya su contrincante, retirado con antelación de la liga. 

No hay más casos, ni en Primera ni en Segunda, desde que la liga de fútbol en España vio la luz, en los que un club haya abandonado una competición liguera antes de su conclusión. Aquel del Logroño en la 1934-35 y este de hoy en día, del Reus en la 2018-19, ambos en Segunda. En los dos, el Real Zaragoza se ha visto afectado por estar inmerso en estas ligas concretas. 

Etiquetas
Comentarios