Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

La 'final de Córdoba' peligra para Zapater, Igbekeme, Guitián y Benito

Este póquer de futbolistas acumula 4 tarjetas amarillas en sus respectivos ciclos y, si son amonestados ante el Alcorcón, se perderán el partido de El Arcángel.

Los jugadores del Real Zaragoza protestan a Díaz de Mera, árbitro del partido del pasado lunes en Cádiz, la decisión del penalti que supuso el 3-3 final ya con el tiempo concluido.
Los jugadores del Real Zaragoza protestan a Díaz de Mera, árbitro del partido del pasado lunes en Cádiz, la decisión del penalti que supuso el 3-3 final ya con el tiempo concluido.
Álvaro Rivero

La 'final de Córdoba' peligra para Zapater, Igbekeme, Guitián y Benito. Son los cuatro futbolistas del Real Zaragoza que se hallan advertidos de suspensión al acumular 4 tarjetas amarillas en sus respectivos ciclos sancionadores. Es, por lo tanto, un dato accesorio importante que el cuadro de Víctor Fernández deberá tener en cuenta, en la medida que sea posible, durante el transcurso del choque de este domingo en La Romareda ante el Alcorcón (21.00).

Igbekeme vio la cuarta el pasado lunes en Cádiz. Lo mismo le ocurrió a Guitián, dentro del carrusel de amonestaciones que emprendió el árbitro de ese choque, el ciudadrealeño Díaz de Mera Escuderos, en un momento determinado. Lo de Zapater y Benito (que vuelve de lesión y no está claro que pueda jugar ante los alcorconenses) viene de más atrás: el ejeano anda con 4 amarillas desde aquel 2-0 al Oviedo en La Romareda, mientras que el lateral catalán está apercibido desde la tarde en la que el Zaragoza cayó por 1-2 con el Almería, también en el estadio municipal. 

El hecho de que la próxima jornada (la 35ª) el Real Zaragoza no vaya a jugar su partido, por corresponderle en el calendario la visita del Reus a La Romareda, que no tendrá lugar al estar eliminado de la competición el club tarraconense, supone que cualquier sanción disciplinaria que pudiera darse en el envite contra el Alcorcón este domingo por la noche tendrá su repercusión inmediata en la siguiente fecha de la liga, la jornada 36ª. Y en ese día, el Real Zaragoza visitará al Córdoba, uno de los equipos que habita en zona de descenso a Segunda B y que cada vez tiene peor pinta y menos tiempo para intentar salir del pozo de la muerte. 

Según viene la mano de la liga en esta recta final, todo apunta a que la trascendencia de ese partido Córdoba-Real Zaragoza, ubicado el domingo 28 del presente abril (día de las elecciones) a las 20.00, será suprema para ambos contendientes, cada uno con sus circunstancias vitales y necesidades particulares en el furgón de cola. Así que la posibilidad de que el equipo de Víctor Fernández pudiera perder por tarjetas a jugadores cruciales en su esquema, casos de Igbekeme o Guitián, o de enorme importancia estratégica, como es el papel de Zapater o de Benito -si éste ya estuviera recuperado por completo, como parece-, emerge como un serio problema en el horizonte en caso de que se dé. 

Etiquetas
Comentarios