Real Zaragoza

Víctor Fernández: "La expulsión fue un castigo exagerado"

El entrenador blanquillo se lamentó de la "rigurosa" tarjeta roja a Eguaras y de las ocasiones falladas por su equipo en Pamplona.

Víctor Fernández, entrenador del Real Zaragoza, en el banquillo de El Sadar.
Daniel Marzo

El entrenador del Real Zaragoza, Víctor Fernández, se lamentó de la "rigurosa expulsión" de Íñigo Eguaras, que dejó al cuadro aragonés con diez jugadores "durante toda la segunda mitad" en un escenario "de máxima exigencia" como El Sadar de Pamplona. "No quiero justificar un resultado por la expulsión. Sin embargo, está claro que ha sido un detalle fundamental", explicó el técnico en la sala de prensa. "Cuando vienes a El Sadar para medirte con un equipo enrachado y con mucha confianza, quedarte con diez jugadores con 46 minutos por delante es una carga física y mental muy grande", argumentó.

Fernández, además, insistió en que la tarjeta roja "fue muy rigurosa", ya que se vivió "un partido recio, fuerte y físico", pero siempre "sin violencia y sin mala intención".

"Las expulsión fue un castigo exagerado para nosotros –reiteró el entrenador del Real Zaragoza–. Además, nos obligó a reestructurar de nuevo al equipo, y en el minuto 48 ya teníamos dos cambios agotados. En la primera mitad hubo acciones y entradas similares a las que nos costó a nosotros la expulsión", recordó el técnico de los zaragozanos.

Fernández destacó el potencial de Osasuna, "un equipo valiente, que cree mucho en lo que está haciendo", de ahí que se sintiera "muy orgullo del trabajo" desarrollado ayer por sus jugadores en El Sadar. "No voy a restar ningún mérito a Osasuna, que es un equipo que me gusta mucho. Sin embargo, nosotros también tuvimos nuestros momentos. Por ejemplo, hemos sido mejores en los primeros 20 minutos, donde hemos contado con dos ocasiones claras para habernos adelantado en el marcador", señaló el entrenador del Real Zaragoza. "Después, ellos han comenzado a crecer y en el segundo periodo, tras la expulsión, es verdad que ya solo ha habido un equipo dominante, que fue Osasuna", admitió Fernández.

El técnico, aun con todo, consideró "muy meritorios" los últimos minutos de su equipo, "el cuarto de hora final", donde el Real Zaragoza "recuperó el balón y llegó con peligro" al área de los navarros. "Hemos tenido otra oportunidad muy clara que hubiera supuesto el empate. Hemos salido perdiendo en los detalles: la jugada del gol, la expulsión... ahí sí necesitamos más de fortuna", recordó el técnico del conjunto aragonés.

Por último, Fernández se refirió a la titularidad de Pep Biel y a la suplencia de Jorge Pombo. "Ningún jugador es imprescindible en este equipo, ni intocable. Con Pep Biel estábamos empatados a cero cuando he optado por sustituirlo, tras la expulsión, para sujetar más al equipo con Javi Ros", confesó el entrenador del Real Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios