Real Zaragoza

Real Zaragoza, examen en El Sadar

El conjunto zaragozano afronta una semana con el objetivo de volver a conquistar el estadio pamplonés, como ya logró la pasada campaña.

Borja Iglesias celebra uno de sus dos goles la pasada campaña en El Sadar.
Daniel Marzo

La semana zaragocista está encaminada a un claro objetivo: retomar la senda del triunfa el próximo sábado en El Sadar (20.30). El empate frente al Albacete en un partido de enorme calidad confirmó la extraordinaria recuperación blanquilla de la mano de Víctor Fernández, pero sumar tres puntos es siempre la mejor medicina.

La cita será ante un Osasuna en fase expansiva, que, tras unos inicios titubeantes, ya ocupa el tercer puesto en la tabla clasificatoria, con 48 puntos, empatado con el segundo (Málaga), y a un solo punto del líder Albacete. Si a esta exigencia deportiva le añadimos el ambiente que sufre el conjunto aragonés en territorio navarro, el resultado es un altísimo examen de nivel para los discípulos de Víctor Fernández.

El plantel zaragocista tiene como referente el encuentro de la pasada campaña, en marzo de 2018, en el que el Real Zaragoza venció en El Sadar por 1-2, hilvanando su sexta victoria consecutiva. Un doblete de Borja Iglesias en la última media hora de juego sirvió para doblegar a un rival directo que lo antecedía en la tabla y que, durante 60 minutos, jugó con mayor intención y opciones de gol pero sin saber cómo batir al héroe de la tarde, el portero Cristian Álvarez. Fue un triunfo clave para cimentar la creencia de que era posible cualquier desembocadura si la sobresaliente dinámica que mantenía viva el Zaragoza en la segunda vuelta de la liga no se torcía. Y así fue, el conjunto aragonés finalizó el campeonato liguero en la tercera plaza, accediendo al 'play off' de ascenso.

Hoy la situación es diferente, ya que las plazas de promoción de ascenso distan 11 puntos, pero un truinfo en El Sadar supondría un gran espaldarazo para un equipo que ha comenzado a creer en sí mismo.

Etiquetas
Comentarios