Real Zaragoza

Vía libre para la firma de Dorado

El central ya tiene el acuerdo verbal con el Rayo Vallecano para resolver su contrato y fichar por el Zaragoza.

Dorado, en el Rayo Vallecano-Leganés de Copa del Rey de este año.
Dorado, en el Rayo Vallecano-Leganés de Copa del Rey de este año.
Juanjo Martín/EFE

Del mismo modo que sucedió con Miguel Linares, la operación se tornó larga y costosa, pero el Zaragoza también cerrará la llegada de Chechu Dorado. Los dos ‘hijos pródigo’, formados en la Ciudad Deportiva en sus años jóvenes, se estrenarán en el primer equipo a los 36 años. Ambos eran los objetos de deseo del club aragonés desde el pasado mes de diciembre, pero, a pesar de las circunstancias de terceros (el ‘caso Reus’ con el delantero y la demora del Rayo Vallecano para firmar el finiquito al defensa), el Zaragoza podrá reforzar su joven plantilla con dos hombre veteranos, expertos en la categoría, con poso en la ciudad y con quienes sobrarán muchas explicaciones sobre la realidad deportiva del equipo aragonés.

Salvo sorpresa o contratiempo de última hora, Dorado será futbolista del Real Zaragoza entre el lunes y el martes. El central recibió el domingo la confirmación del presidente del Rayo Vallecano, Martín Presa, y del director deportivo, Cobeño, para otorgarle la carta de libertad. El acuerdo es verbal y se espera que los términos del finiquito los pueda firmar este lunes mismo el futbolista cordobés de 36 años. Después de dos semanas en las que su pase al Zaragoza estaba pendiente de este trámite, la negativa del director deportivo David Cobeño a abrirle la puerta definitivamente ha retrasado una operación que, en sus términos generales, quedó cerrada hace casi 15 días. La intención del Real Zaragoza es que, si hoy la Federación Española tal y como aseguró al club de voz de su presidente Luis Rubiales da luz verde a Miguel Linares, poder presentar el lunes a sus dos refuerzos invernales de una tacada.

El pasado 3 de enero, el Real Zaragoza y Chechu Dorado alcanzaron un acuerdo definitivo para que el central formado en la Ciudad Deportiva refuerce la plantilla aragonesa hasta el próximo 30 de junio. Para que la operación se complete, solo restaba que el futbolista solucionara la fórmula de desvinculación del Rayo Vallecano, donde tiene contrato hasta final de la presente campaña. Dorado va a firmar para lo que resta de temporada y tendrá la opción de prolongar un año más su contrato, hasta junio de 2020, si juega 15 partidos. Aun con todo, será su rendimiento, si no completa los requisitos de ese clausulado, lo que podrá determinar que Dorado pueda prolongar su etapa en el Zaragoza si alcanza un acuerdo con el club.

La llegada de Dorado se ha alargado más de lo previsto por la postura del Rayo Vallecano después de que el futbolista aceptara la oferta del Zaragoza. Las pequeñas diferencias entre ambas partes surgidas tras la irrupción del Rayo Majadahonda se recondujeron. Los madrileños le garantizaban una campaña adicional, pero, finalmente, ha pesado el deseo del jugador de recalar en el Real Zaragoza, su club formativo, pero en el que nunca pudo debutar en el primer equipo. Esa espina quedará ahora extraída con un regreso muy valorado en las oficinas del club aragonés, donde, al margen de sus cualidades y condiciones futbolísticas, se destaca su experiencia y facilidad para hacer grupo.

De 36 años, Chechu Dorado es un central zurdo, de exquisito trato de pelota y 1,82 metros de estatura. José Antonio Dorado Ramírez (Córdoba, 1982) llegó a Zaragoza en edad cadete. Apuntaba muy buenas maneras como defensa en la Ciudad Deportiva. Se formó en los juveniles del Real Zaragoza y militó en su filial entre 2000 y 2004, antes de cuajar una carrera solvente en Lleida, Huesca, Betis, Villarreal y Rayo Vallecano, a caballo entre la Segunda y la Primera División. Dorado ya asistió como espectador al Rayo Majadahonda-Zaragoza de hace 10 días y vio el partido acompañado por amigos de la capital aragonesa.

Mercado cerrado

Con Dorado y Linares, el Zaragoza dará por cerrado el capítulo de altas en este mercado invernal. No obstante, si el club encuentra una oportunidad de última hora con un perfil específico, se estudiará su incorporación. Ese puesto, en principio, no será el lateral izquierdo, ya que se cuenta con Lasure, Nieto, la opción de Benito y la posible alternativa que ofrece ahí Chechu Dorado.

En las horas finales de enero, tras las salidas de Buff, Perone y Jeison Medina, el Zaragoza intentará que Raí encuentre un destino apetecible.

Etiquetas
Comentarios