Despliega el menú
Real Zaragoza

Primer doblete del Zaragoza: Álvaro Vázquez en la jornada 23

El catalán, con sus 2 goles al Oviedo, rompe una tendencia 'monoanotadora'. El año pasado, el equipo firmó 7 dobletes y 2 tripletes.

Álvaro Vázquez, en la celebración de uno de sus dos goles con el Real Zaragoza ante el Oviedo.
Álvaro Vázquez, en la celebración de uno de sus dos goles con el Real Zaragoza ante el Oviedo este viernes.
José Miguel Marco

Álvaro Vázquez, con su brillante repetición goleadora ante el Oviedo, no solo aportó lo fundamental para obrar la crucial victoria del Real Zaragoza por 2-0 ante los asturianos en La Romareda este viernes. Sus dos goles no solo fueron el visado de la obtención de los 3 puntos, renta que tanto necesitaba el equipo aragonés en su propósito de enmienda en la segunda vuelta de la liga, donde ha de huir de la zona baja de la clasificación paso a paso e intentar acabar mucho más arriba en su trayectoria en la competición 2018-19.

Además, en este partido de la segunda jornada de la segunda vuelta, la 23ª del torneo, Álvaro Vázquez logró con sus dos dianas en la portería de Champagne el primer doblete de un futbolista del Real Zaragoza en el actual curso liguero. Hasta ahora, en los primeros 5 meses del campeonato, ningún otro lo había conseguido. La consecución de los tantos blanquillos habían tenido siempre un modelo 'monogoleador', por goteo, de uno en uno respecto de sus autores en cada día de rentas en los marcos contarios, que no fueron siempre (en 10 de los 23 partidos, el cuadro zaragocista se ha quedado sin marcar, a cero en su guarismo).

Este detalle estadístico era hasta hoy uno de los índices que subrayaban la anomalía goleadora que presenta el Real Zaragoza en este curso deportivo. No es normal, en un equipo con aspiraciones y buen rendimiento, alcanzar finales de enero sin que llegue el primer doblete, la primera actuación individual de alguno de sus futbolistas en la que obtenga dos goles o más en un mismo partido. Por eso, lo acontecido con Álvaro Vázquez trasciende más allá del hecho puntual y feliz de sus tantos ganadores en la portería del Oviedo.

Baste como referencia comparativa lo ocurrido el año pasado. En una temporada donde el Real Zaragoza, como ahora, también firmó una primera vuelta muy deficiente, la recuperación sobresaliente del último trimestre de la liga redondeó unos valores goleadores dignos de tal repunte positivo: el equipo que dirigió el fugado Natxo González dejó 7 dobletes y 2 tripletes durante el año completo. 

Los 7 dobletes se los repartieron Borja Iglesias, que hizo 5; Toquero y Pombo. Y los dos tripletes llevaron la firma de Papunashvili y el propio Borja Iglesias.

El repóquer de dobletes de Iglesias se inició pronto, en El Árcángel de Córdoba, en la primera victoria del curso por 1-2. Continuó en la Ciudad Deportiva de Sevilla, ante el filial hispalense, en el 2-2 de aquel día. El tercero llegó antes de Navidad, en Zorrilla, inútil por completo ante el Valladolid, que ganó 3-2 en una noche heladora. El cuarto, en El Sadar para ganar 1-2 al Osasuna en Pamplona en plena remontada final. Y el quinto, lo firmó el ariete gallego en La Romareda ante el Sporting de Gijón y sirvió para vencer 2-1 a los astures.

El doblete de Toquero lo obtuvo el vitoriano en el arranque liguero, en casa, en el triunfo por 3-0 frente al Numancia. Y el de Pombo, curiosamente, fue en el partido de la segunda vuelta ante ese mismo rival, el cuadro numantino, en Los Pajaritos de Soria, y también supuso el pasaporte para ganar allí por 1-2.

El triplete (en anglicismo de argot, hat-trick) de Papunashvili lo anotó el georgiano en el 4-1 con el que superó el Real Zaragoza al Albacete en La Romareda en la recta final de la liga. Y, días después, hizo lo mismo Borja Iglesias, también como local, para dar forma a la victoria por 3-2 ante el Valladolid, crucial para meterse el equipo en la Promoción de ascenso.

Este diseño de 'multigoles' individuales tuvo su contrapunto hace tres años, en la liga 2015-16, la de Popovic y Carreras, la del final aberrante de Palamós ante el Llagostera. En ese curso, aquel Zaragoza dispar e irregular de matriz Juliá solo dejó para la estadística 2 dobletes en todo el año: uno de Dorca en La Romareda ante el Mallorca (victoria por 2-1) y otro de Dongou, también en casa, ante el Alcorcón (en otro triunfo, por 3-1). 

Quedan 19 partidos de liga para ver hacia dónde se encamina la producción esta vez. De momento, solo Álvaro Vázquez ha abierto la veda de las cosechas plurales de goles en un mismo partido. Todo un síntoma.

Etiquetas
Comentarios