Despliega el menú
Real Zaragoza

Eguaras habla claro: "Tenemos que darle una vuelta a nuestro juego"

El centrocampista del Real Zaragoza, autor del 2-2 reparador en Majadahonda, pidió en voz alta un cambio radical en la manera de solventar los partidos por parte del equipo a lo largo de los 90 minutos.

Eguaras (dcha.) charla con caras largas con Benito y Álex Muñoz al término de la primera parte en Majadahonda, camino del vestuario tras haber encajado el 1-0.
Eguaras (dcha.) charla con caras largas con Benito y Álex Muñoz al término de la primera parte en Majadahonda, camino del vestuario tras haber encajado el 1-0.
Enrique Cidoncha

Íñigo Eguaras fue, en la sala de prensa del Cerro del Espino, el estadio de Majadahonda, un paradigma claro del agridulce sabor que dejó el 2-2 que obtuvo in extremis el Real Zaragoza ante el cuadro local en la noche de este sábado. El navarro estaba obviamente contento por su primer gol como zaragocista, temporada y media después de su fichaje como blanquillo, pero no pudo ni quiso ocultar su resquemor por cómo había transcurrido el partido sobre el césped, algo que ha futbolistas como él les hace sufrir más que disfrutar durante muchos minutos de cada duelo.

Si, minutos antes, Víctor Fernández, su entrenador, ya había dejado 12 minutos de comparecencia llenos de autocrítica sincera y certera en torno a las fallas que presenta el comportamiento del equipo durante los partidos, Eguaras, en apenas 3 minutos de cortos pero densos mensajes, no se quedó atrás.

"Tenemos que darle una vuelta a nuestro juego. Llegamos con facilidad a lo que es la línea de tres cuartos de campo, pero no sé cuál es el motivo por el que no finalizamos las jugadas, no tiramos a puerta, no forzamos ni penaltis ni nada. Y, al final, el equipo contrario, en la primera que llega, nos hace gol", reconoció de manera cristalina el de Ansoáin.

"Nos está costando mucho materializar las ocasiones. Este está siendo un factor adverso que tenemos que mejorar", insistió Eguaras en su modo de evaluar el presente zaragocista.

No es mala cosa que sean los propios protagonistas, jugadores de enjundia en la plantilla y el mismo entrenador, quienes lleven a cabo este tipo de diagnósticos y análisis desde dentro del vestuario. Así se entienden mejor desde otras instancias y se facilita la masticación de una problemática que Víctor Fernández está intentando hacer más sencilla y menos ácida para sacar al equipo de la zona baja de la tabla a medio plazo.

Etiquetas
Comentarios