Despliega el menú
Real Zaragoza

El 'grupo' del Real Zaragoza puntuó el sábado y obliga a no dejar de sumar

Reus, Numancia, Sporting de Gijón, Las Palmas, Oviedo y Mallorca sumaron y aumentan distancias respecto de la órbita blanquilla. Solo el Tenerife se quedó a cero.

Gual y Guti, en una jugada del partido de la semana pasada en Gijón.
El 'grupo' del Real Zaragoza puntuó el sábado y obliga a no dejar de sumar
Arnaldo García

Sábado presionante para el Real Zaragoza. Los marcadores de los partidos adelantados a la jornada dominical, en la que el equipo aragonés juega a las 18.00 en La Romareda ante el Málaga en busca de su tercera victoria consecutiva bajo la batuta del recién llegado Víctor Fernández, obligan a los zaragocistas a seguir sumando. Y es que prácticamente todos los equipos que podrían encuadrarse en su 'grupo' dentro del bloque general de la clasificación de Segunda División lograron sumar puntos en sus respectivos duelos.

Lo hizo el Reus, que camina aún en puesto de descenso a Segunda B, empatando 1-1 contra el Numancia, otro 'igual' al Zaragoza que añadió un punto a sus alforjas. También lo logró el Sporting de Gijón, al que el equipo zaragocista había dejado a tiro de piedra de darle alcance tras derrotarlo en su campo la semana pasada: los gijoneses empataron 1-1 en Albacete, en donde fueron ganando hasta los últimos instantes. Asimismo, la UD Las Palmas resucitó goleando 4-1 al Osasuna en la isla, por lo que se va del punto de mira inmediato del Real Zaragoza, en donde había quedado hace 7 días tras la anterior jornada. Por su parte, el Oviedo, que también podía ser visto desde el prisma zaragocista como rival a alcanzar a corto plazo (mucho más si se tiene en cuenta que será el siguiente visitante de La Romareda en breves días), derrotó 1-0 al Tenerife y se escapa con claridad hacia zonas más nobles. Y, por último, el Mallorca, el más alejado del Zaragoza en la tabla pero referencia interesante para el medio plazo, relanzó su trayectoria superando 1-0 al poderoso Deportivo de La Coruña y rompe el horizonte lejano de los blanquillos en añicos. No se calan los baleares.

De esta batería de marcadores del sábado, como se deduce, solo la derrota del Tenerife (igualado con el Real Zaragoza a 22 puntos en la tabla) en campo ovetense fue una buena nueva para los intereses de los de Víctor Fernández. Los demás han ido en dirección contraria a las ansias zaragocistas: el Reus alcanzó los 21 y lima la distancia de colchón con el descenso de los zaragozanos. El Numancia llegó a los 23. El Sporting ya toca los 27. Las Palmas alcanzó los 28. El Oviedo, los 30 puntos. Y el Mallorca, se asoma a la parte con premio, la de arriba, con 33.

Como advirtió Víctor Fernández en Gijón tras la excelente victoria zaragocista en El Molinón, "hay que seguir porque debemos recuperar mucho terreno perdido, porque tenemos mucho terreno perdido". Ese es el lema a aplicar en pocas horas frente al Málaga, uno de los transatlánticos de la Segunda de este año, que cuadruplica de largo el presupuesto del Real Zaragoza por su procedencia inmediata de Primera División. Sumar, seguir sumando. No parar. Lo dicta el déficit propio del equipo zaragocista tras su deficiente primera vuelta que hoy concluye. Y lo presiona y obliga el resto de rivales, con sus marcadores. Es el presente puro y duro del ilusionado y renacido Real Zaragoza de las últimas semanas. Por ahora, ganar no es sinónimo de otra cosa que no sea sobrevivir. Que ya es. 

Etiquetas
Comentarios