Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Víctor seduce a la plantilla

El grupo recibe con entusiasmo los primeros mensajes y propósitos del nuevo técnico del Real Zaragoza.Javi Ros, uno de los capitanes, define el cambio: "Su llegada da esperanza".

Víctor Fernández, atento al entrenamiento de ayer del Real Zaragoza.
Víctor Fernández, atento al entrenamiento de ayer del Real Zaragoza.
Francisco Jiménez

A falta de lo que diga el fútbol el próximo sábado, el primer propósito del Real Zaragoza con el cambio de entrenador ya produce resultados: la espesura anímica y la atmósfera depresiva que estaba devorando el vestuario con Lucas Alcaraz ha abierto, con el cambio de entrenador, una ventana de alegría emocional, regenerando el ambiente y despejando el horizonte. La figura de Víctor Fernández, por su simple carga simbólica y el impacto de su figura como técnico, ha renovado esos ánimos entre los jugadores. Lo ha hecho, principalmente, con su oratoria, su discurso empático, tal y como deslizó ayer uno de los líderes del grupo, Javi Ros. Para muchos jugadores, como por ejemplo los canteranos, Víctor evoca a un Zaragoza que hace tiempo no conocen. Representa una referencia indudable para los Pombo, Lasure, Julián Delmás, Guti, Soro… Pero también para los nacionales del vestuario, gente de mayor recorrido, como pueden ser Álvaro Vázquez, Guitián o el propio Ros.

De puertas hacia dentro, se reconoce que el mensaje de Víctor, por la retórica de sus formas, seduce: el futbolista del Zaragoza está empezando a escuchar lo que quería escuchar. No pertenece al zaragocismo de cuna, ni ha crecido toda la vida cerca del Real Zaragoza, pero a Javi Ros no hay que explicarle ni quién es Víctor Fernández ni cuál es el alcance de este club. Sus palabras de ayer en la Ciudad Deportiva sirven como referencia de cómo el vestuario ha asumido y recibido el aterrizaje del nuevo entrenador. Lo que representa. Por qué está ahí. Y lo que quiere. "La llegada de Víctor da esperanza", comentó el capitán navarro. "Sabemos que esta decisión ha alegrado a la afición por lo que significa para el Real Zaragoza", añadió. Javi Ros enunció los primeros rasgos que pudo observar en Víctor en sus primeros pasos al frente del equipo. "Lo primero que hizo fue preguntarnos cómo estamos y por qué no nos están saliendo las cosas. Es un tipo optimista, con las ideas muy claras. No tenía ninguna necesidad de venir y lo hace con ganas de ayudar y ayudarnos a recuperar nuestro nivel para salir de esta situación. Estamos a su entera disposición para hacer lo que nos pida de la mejor manera", indicó.

Con el relevo en el banquillo, ahora le corresponde a los futbolistas completar el cambio hacia la recuperación. Javi Ros subrayó que la plantilla no está tampoco a la altura de su potencial y confía en que, de la mano de Víctor Fernández, esa distancia entre rendimiento y capacidad se corrija: "Somos conscientes de la situación en la que estamos. Tenemos ganas de sacar esto adelante. Sabemos que nuestro nivel está por debajo de nuestras posibilidades. Pero estamos animados y con ganas de trabajar, porque es la única vía para mejorar", señaló el centrocampista tudelano. "Tenemos que aprovechar que ha venido Víctor, hacer lo que nos pida", aseguró.

Ros no considera la llega del técnico zaragozano, por su dimensión e impacto, un factor de presión añadida. Lo observa con un efecto contrario: "Es una motivación más. Sabemos que los jugadores, al final, somos quienes tenemos que solucionar esta situación, nosotros somos quienes salimos al terreno de juego. Somos conscientes de que debemos subir nuestro nivel", insistió.

En su presentación, Víctor Fernández avanzó una cambio radical. Un Zaragoza profundamente distinto. Una ambiciosa declaración de intenciones. Javi Ros, pese al escaso trabajo acumulado con el nuevo entrenador, advierte que ese mensaje ya es palpable en el día a día del equipo. "Víctor tiene una idea de juego muy clara. Y parece ser que totalmente diferente. Quiere que el balón sea el protagonista, creo que estamos más capacitados para llevar el peso de los partidos. Ya veremos, el sábado ya debería verse algo", afirmó.

Un partido, contra el Extremadura, cargado de trascendencia. "Es una cita muy importante, en casa, contra nuestra afición. Necesitamos una victoria para que la gente, al menos, pueda irse a la Navidad con algo de tranquilidad. Luego, además, tendríamos más tiempo para trabajar con Víctor durante el parón de la competición", apostilló Javi Ros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión