Despliega el menú
Real Zaragoza

Marc Gual: "Ganar en Alcorcón significaría un impulso enorme"

El joven delantero catalán se estrenó por fin como goleador en La Romareda. Su capacidad ofensiva se antoja fundamental en el renacer del Real Zaragoza

Marca Gual, en la Ciudad Deportiva.
Marca Gual, en la Ciudad Deportiva.
Guillermo Mestre

Se diría que este Zaragoza comienza a tener color...

Hemos mejorado. Y eso también se ve en los resultados. Estar como estábamos abajo en la tabla de la Segunda División, en puesto de descenso, y remontar dos partidos seguidos tiene su mérito. Es mi opinión.

El último remonte se quedó en empate. Y usted fue el que abrió la puerta de la esperanza.

Tuve la fortuna de meter el primer gol. Pero todo el equipo hizo una muy buena segunda mitad ante el Mallorca. Hay que darle valor a ese punto.

Lleva dos goles en su cuenta: el que firmó en Albacete y el del sábado pasado. Y los dos saliendo desde el banquillo.

Es cierto que marqué saliendo desde el banquillo, pero a mí me gusta jugar como titular. Que quede muy claro.

Muy claro queda. El Zaragoza siempre ha contado con un delantero de 20 goles: Borja Bastón, Ángel Rodríguez, Borja Iglesias... ¿Cómo van a hacer los 22 goles de Borja Iglesias del pasado curso?

Son muchos goles... Ahí está Álvaro, Pombo... Entre todos podemos hacer una buena cifra.

El gol ante el Mallorca significó su primer tanto en La Romareda. ¿Hasta qué punto significa esto una liberación?

Siempre que metes gol, hay una pizca de liberación. Fue una gran alegría. Es importante. Me dará confianza.

En noviembre de hace dos años, Emilio Larraz, entonces entrenador del Ebro de Segunda B, me dijo que en el Espanyol B había un delantero que iba para figura. Ese delantero era usted...

Sí, recuerdo que mi último gol con el Espanyol fue ante el Ebro. Además, en principio no iba a jugar ese partido, pues el Sevilla me tenía fichado ya y quería que no jugara.

Monchi tiene buen olfato. Algo bueno tiene que tener usted para que se fijara...

Me ficharon Monchi y Miguel Ángel Gómez, que ahora es el director deportivo del Valladolid. Se había lesionado Carlos Fernández y apostaron por mí.

A las pocas semanas de jugar ante el Ebro, vino a La Romareda ya como jugador del Sevilla Atlético. Ganaron muy al final e inmediatamente cesó Agné...

Ganamos 1-2. Yo metí el primero. En los minutos finales hizo el gol de la victoria Cotán. Teníamos un buen equipo.

Le fue de maravilla ese año en el Sevilla Atlético.

Metí 14 goles en poco más de media temporada. En un mismo partido, le marqué tres goles al Valladolid. Fueron bien las cosas, sí.

Mejor que el año pasado...

Había otra química, otros jugadores, otro entrenador... No nos reforzamos en Navidad. Acabamos descendiendo.

¿Por qué firmó por el Zaragoza?

Apostaron por mí y me gustaba la idea. Es un reto bonito. Un gran club, una gran afición.

La afición es punto y aparte: 27.000 abonados.

Cuando animan, La Romareda es una pasada.

¿Y cuando pitan?

Es mejor que animen.

El curso está siendo irregular. Ya ha sido destituido un entrenador. ¿Cómo se encuentran ahora con Lucas Alcaraz?

Idiakez lo intentó. Queríamos jugar al fútbol, tener el balón. La racha era mala. Llegó Alcaraz y perdimos dos partidos. Ocho jornadas sin ganar se acusan mucho en la clasificación. Lucas Alcaraz lleva mucho tiempo en esto. Tiene muchísima experiencia tanto en Primera como en Segunda. Somos sólidos. Se nota que le hemos cogido el método de juego. Hemos sabido sumar y hemos salido de abajo. Ganar en Alcorcón significaría un impulso enorme, un paso fundamental.

¿Se puede ganar en el campo del líder de Segunda?

Ellos están ahí por algo. Desde luego, algo están haciendo bien; pero se puede ganar.

Juan Muñoz no veía puerta aquí y en Alcorcón lo mete todo...

Lo conozco de la pretemporada con el primer equipo del Sevilla. Es un muy buen jugador de área, de lo mejorcito de la categoría definiendo.

Nosotros confiamos en su talento, en sus goles.

Siempre he metido goles. En el Barça jugábamos con una delantera de tres, con Adama Traoré y Fran Álvarez en las bandas. En el Espanyol, con dos puntas, junto a Mamadú, que ahora está en Bélgica, y con Jairo, que ahora está en China. Y en el Sevilla Atlético, con Carlos Fernández e Ivi.

En Zaragoza los tiene que meter con Pombo y su paisano Álvaro Vázquez.

Me llevó muy bien con Álvaro. Nos conocíamos del Espanyol y de Badalona.

¿Sabe usted que el jugador que en más ocasiones ha defendido la camiseta del Real Zaragoza es de Badalona?

Claro: Xavi Aguado. Es muy amigo de mi padre. Jugaron juntos en el Badalona. Mi padre, Enric, jugaba de mediapunta.

El mundo es un pañuelo...

Y tanto... Van juntos a verme jugar. También conozco al hijo de Xavi, Marc, que juega en el filial.

No es sencillo alcanzar en el fútbol los números de Xavi Aguado.

Muy difícil. Y hacerlo en el mismo club, más.

¿Dónde se ve en el futuro?

Me gusta más hablar del presente, del próximo partido, de ganar en Alcorcón y comenzar a ir para arriba. Uno nunca sabe dónde le llevará al fútbol. Pertenezco al Sevilla y estoy cedido en el Zaragoza. Y querría hacer algo bonito en el Zaragoza, algo acorde con este club.

Etiquetas
Comentarios