Despliega el menú
Real Zaragoza

Lalo Arantegui analiza la crisis del Zaragoza

El director deportivo repasó los principales asuntos de la mala dinámica del equipo aragonés: hizo autocrítica, asumió errores y responsabilidades, y se mostró convencido de que se levantará el vuelo

Lalo Arantegui, en la rueda de prensa de este martes
Lalo Arantegui, en la rueda de prensa de este martes
Oliver Duch

En un ejercicio de responsabilidad que va más allá de su cargo de director deportivo, como ya sucediera hace casi un año, después de perder en Almería a finales de noviembre, Lalo Arantegui ha vuelto a ponerle voz y rostro a una crisis del Real Zaragoza. A una crisis de resultados, pero, principalmente, de expectativas. Arantegui formuló un análisis de la situación muy en la línea de sus discursos precedentes. Con un discursos apoyado en el sentido común, la confianza, la asunción de plenas responsabilidades, la autocrítica y, sobre todo, la visión de club. Un mensaje enfocado hacia la realidad y con el énfasis en la noción de proyecto. Entre los puntos fundamentales, el director deportivo, respaldado en su comparecencia por el presidente Cristian Lapetra, el director general Luis Carlos Cuartero, el director financiero Mariano Aured y el secretario técnico José Mari Barba, destacó su convicción de que el Real Zaragoza levantará el vuelo, subrayó la gravedad de la situación, reconoció sus errores, admitió el apoyo y la confianza que percibe desde el club en su trabajo y solicitó unión a todo el universo zaragocista. También avanzó el inminente acuerdo para la renovación de Jorge Pombo y el fichaje de un central como relevo de Simone Grippo.

“La expectativa ha sido muy alta desde el comienzo”

“La situación es cien por cien responsabilidad de la dirección deportiva. No puedo más que asumir todos los errores que han sucedido. Que a nadie le quepa duda de que vamos a poner todos nuestros esfuerzos en revertir esa situación. La expectativa ha sido muy alta desde el comienzo. Esta temporada es incluso más difícil que la anterior. Nunca he puesto excusas de nada ni me he escondido en situaciones difíciles. Con la responsabilidad y el cargo que tengo, quiero transmitir... no tranquilidad, porque es una situación que nadie esperaba al principio de temporada. Pero que a nadie le quepa duda que tanto el cuerpo técnico como los jugadores están sufriendo por esta situación, y se le va a dar la vuelta. El año pasado por estas fechas tuvimos situaciones similares a esta. También quiero pedir apoyo, calma y serenidad. Los jugadores están sufriendo. Tenemos que saber dónde estamos, la Segunda División no es fácil, cada año que pasa va a ser más complicado, y es nuestro sexto año en la categoría".

“Sin tapujos, es muy lejano ahora hablar de otra cosa que no sea evitar el descenso”

“Hemos creado una plantilla joven, la más joven de la categoría. Ojalá consiguiéramos un objetivo, que para el Real Zaragoza no puede ser otro que el ascenso a Primera División. Tenemos 30 jornadas para progresar. Pero hay que hablar sin tapujos: estamos peleando ahora por evitar el descenso. Hablar de otra cosa ahora mismo es muy lejano. Ahora mismo estamos el descenso de categoría, y así nos tenemos que mentalizar ahí dentro. Los jugadores y todos, porque pensar en otra cosa no nos beneficia a nadie".

“No esperéis una revolución en invierno, no es mi forma de trabajar”

"Dentro de la responsabilidad que tenemos, debemos salir aquí con la máxima humildad. Llevamos tres puntos de 24. A partir de aquí nos queda competir, ganar el primer partido y pensar que los jugadores ya han demostrado la capacidad que tienen y que le van a dar la vuelta a la situación. No sé por qué estaremos peleando en junio, pero ahora lo que me preocupa es el corto plazo. Mi máximo apoyo a los jugadores y el cuerpo técnico, que va a estar al cien por cien seguro hasta el 30 de junio. No esperéis una revolución en el mercado de invierno, porque no es mi forma de trabajar”.

“Estaría preocupado si estos futbolistas no hubieran rendido en el Zaragoza, pero no es así”

“En el fútbol hay una parte que son las dinámicas. Cuando un equipo duda de su capacidad, no tiene la misma confianza y pareces otro jugador. Hay que recuperar al vestuario anímicamente, pero también físicamente, y a nivel de confianza, porque llevan dos meses igual. Si estos futbolistas no hubieran demostrado cosas en el Zaragoza estaríamos preocupados, pero son buenos jugadores. Ya han demostrado un rendimiento. Creo que la expectativa del año pasado se nos vuelve en contra, con ese inicio tan bueno que tuvimos. A este equipo no se le puede tachar de falta de actitud. Yo veo el día a día, es un grupo intenso, competitivo, honrado, hay un buen ambiente en el vestuario. Habrá jugadores más contentos que otros, según jueguen más o menos. Es imposible reconocer a un equipo que lleva nueve partidos sin ganar. Nos cuesta mantener un estilo y un nivel, pero yo soy optimista. Hay varios jugadores que tienen que volver al equipo y le van a dar más opciones al míster."

“Esto no se arregla con charlas, se necesita ganar y recuperar la confianza”

"El objetivo del Zaragoza debe ser el ascenso. Ahora, en la situación en la que estamos, no te puedo decir que vamos a ascender. Dime un objetivo a corto plazo. Ahora mismo, me preocupan Tarragona y Mallorca. Creo que tenemos más recursos en la plantilla. Nos faltan jugadores que tienen que ser importantes. Ahora hay que tener paciencia, esperar que todos los jugadores estén disponibles y entonces, a final de temporada, hablaremos. El proceso de un cambio de entrenador son 3-4 semanas hasta que se vea el rendimiento. El problema actual no viene solo con un partido. Hemos perdido una identidad que tenemos que recuperar. No hablo de sistemas tácticos. Recuperar la confianza del grupo no lleva un día ni dos. Ves el partido del otro día y jugadores que tienen unas características ya no las pueden mostrar. No se arregla con charlas, se necesita ganar. Así la capacidad anímica del jugador se incrementa y podremos empezar a cambiar."

“El año pasado, quedamos terceros y nadie habló del rombo”

"Cuando a mí me contratan, tengo que presentar un proyecto. Nosotros jugamos con un mismo sistema táctico desde infantiles hasta el primer equipo. Eso no quiere decir que el entrenador del primer equipo no tenga libertad. El año pasado que quedamos terceros no se habló del rombo. Si viene un entrenador con una idea radical, ni siquiera vendría, pero desde el infantil hasta el Deportivo Aragón juegan de la misma forma. Somos un club con los recursos limitados. Y tenemos que fabricar jugadores de una manera. A la hora de captarlos los buscamos con un perfil determinado porque, sin recursos, eso facilita las cosas. Hay jugadores del primer equipo adaptados a un sistema que, si los sacas de él, no rinden igual. Aquí somos expertos en poner en duda todo, pero el míster puede cambiarlo cuando quiera. Debemos tener una plantilla que pueda jugar en todos los sistemas. Si ante el Nástic de Tarragona, quiere el entrenador jugar con diez centrales puede jugar con diez centrales si adapta a los futbolistas a esas posiciones"

“Creo en un club organizado en el que debe existir máxima comunicación”

“Cuando un entrenador hace lo que le dicen es un mal entrenador. Todos los que vienen aquí están contrastados. Aquí puede venir un entrenador con 10 centrales, ganar todos los domingos y sería un fenómeno, y nosotros tomaremos otro camino. Si un entrenador ha hecho a rajatabla lo que el director deportivo le ha dicho es un mal entrenador, pero no es el caso. Aquí siempre han tenido libertad en la elección de jugadores y sistema táctico. Ahora, entiendo como club organizado en el que hay máxima comunicación entre todos los estamentos. Esto es como una empresa normal. Tienes que hablar con tu jefe y compartir opiniones deportivas. A partir de ahí, imponer nunca. El míster puede elegir lo que crea mejor para el equipo”.

Etiquetas
Comentarios