Despliega el menú
Real Zaragoza

Raí, que adelanta a Medina en la citación, ya marcó en Elche con el Aragón

El joven canterano anotó un gol en enero cuando el filial jugó la liga pasada en el Martínez Valero. Batió a José Juan en un tiro sin apenas ángulo.

Momento en el que Raí (a la dcha.), el pasado mes de enero, anotó el gol del RZD Aragón en Elche, batiendo a José Juan con un chut raso entre el portero y el palo.
Momento en el que Raí (a la dcha.), el pasado mes de enero, anotó el gol del RZD Aragón en Elche, batiendo a José Juan con un chut raso entre el portero y el palo.
Captura de imagen de Aragón TV

El Real Zaragoza no visitó Elche en la liga pasada porque los ilicitanos militaron en Segunda División B, tras su increíble descenso del año anterior. Pero sí lo hizo su filial, el RZD Aragón, que compartió el curso pasado el Grupo 3º de la categoría de bronce. Y el recuerdo de aquel duelo desigual, entre un equipo cabecero como el ilicitano y el colista, que era el Aragón, denuncia en primera instancia que aquel partido acabó con 5-1 a favor de los locales. Pero, entrando en los detalles, se aprecia que el tanto aragonés lo firmó Raí Nascimento, ya al final del envite.

Y el brasileño, canterano que viene atravesando un calvario de gestión que nada tiene que ver con su fútbol desde hace dos campañas y media, viene a ser en esta antesala del Elche-Real Zaragoza de este final de octubre de 2018 la principal sorpresa en la lista de 19 citados que se ha llevado el debutante Lucas Alcaraz hasta tierras alicantinas. Falta saber si, como le pasó por cuestiones de índole interna hace dos años en más de una decena de casos, él será el descartado ya en el estadio en la noche del domingo. O si ocupará plaza en el banquillo, como en los dos últimos días con Idiakez, que solo le dio la oportunidad de salir de su singular ostracismo en la recta final del partido ante el Cádiz en Copa hace 11 días. O si, lo que sería una sorpresa completa, es titular ante las bajas masivas en la delantera, por las lesiones de Álvaro Vázquez, Marc Gual, Papunashvili y el descartado Medina, pues éste se ha quedado en tierra por decisión técnica tras asomar en los últimos partidos, después de un inicio de competición totalmente destarifado, y hacerlo con infinidad de lagunas y dudas en su rendimiento.

Suceda lo que suceda, Raí Nascimento estará presente este domingo en el campo donde mejores minutos ofreció en los 5 meses en los que el área deportiva le aconsejó bajar al equipo B en busca de las oportunidades de las que no iba a disfrutar en la primera plantilla... sin que eso fuese así finalmente, en un extraño trato a una de las perlas de la cantera desde hace ya un trienio que se halla obturada, orillada y maltratada sin saber a ciencia cierta si se está dejando escapar la eclosión de un futbolista de nivel alto, como se dejó entrever cuando el carioca era aún juvenil (por eso se le hizo ficha profesional y se presionó con tenazas para que permaneciera y renovase con el Real Zaragoza en su momento).

Raí marcó un golazo en la portería de la derecha, según el tiro de cámara, del Martínez Valero. Armó el contragolpe del filial desde campo propio, apoyándose en el lateral derecho. Se desmarcó al espacio en una carrera de 50 metros que, tras recibir el pase al hueco de su compañero, concluyó con un disparo inverosímil, más adentro del pico del área pequeña, a la primera, que engañó al portero José Juan. Por raso, entre el cuerpo del guardameta y el primer palo, Raí colocó la pelota en la red en un tanto que provocó una ovación cerrada en la grada ilicitana por su belleza. 

Son las cosas de los duendes. De las casualidades. De los guiños del destino. Hace dos temporadas, César Láinez también debutó como entrenador zaragocista en Elche y lo hizo apostando por Pombo de titular (marcó un gol el aragonés en su estreno). Ese tipo de gestos, de decisiones que los nuevos técnicos llegados a una plaza adoptan para poner su sello a la reacción buscada. Para Pombo también será, por lo tanto un partido y un lugar con connotaciones especiales. Como lo puede ser (si al final juega) para Raí, por aquella tarde del 21 de enero de este mismo año, donde inútilmente parió el mejor gol del peor filial de la historia del Real Zaragoza (ojo, lo dicen los números, la estadística).

Etiquetas
Comentarios