Despliega el menú
Real Zaragoza

Aquella breve aparición de Héctor, el hoy lateral del Tenerife, en el Real Zaragoza

Héctor Hernández 'Litri' jugó con el primer equipo el último año en Primera ante la Real Sociedad, en 2013, con Jiménez en el banquillo. Fue expulsado en el minuto 22 y arruinó su debut.

Héctor Hernández, en el momento de abandonar el campo expulsado en el partido Real Zaragoza-Real Sociedad en 2013.
Aquella breve aparición de Héctor, el hoy lateral del Tenerife, en el Real Zaragoza
HA

El '3' del CD Tenerife tiene pasado zaragocista. Una figura, la de ex, muy extendida en Segunda últimamente, por tantos jugadores como han venido pasando por el vestuario blanquillo en la última década. En este caso, el de Héctor Hernández, conocido por los cercanos como 'Litri', quizá necesite un refresco de memoria para ponerla en primer plano y que muchos se acuerden de este futbolista prometedor que, finalmente, no hizo carrera en el club blanquillo.

Pues bien, en el caso de Héctor, su hueco en la historia zaragocista lo tiene en Primera División. En la última campaña en la máxima categoría, la 2012-13, con Manolo Jiménez como entrenador. Este lateral zurdo, natural de Valladolid, fue captado por los técnicos de la Ciudad Deportiva para las categorías base y jugó en el filial, el Zaragoza B entonces, entre 2011 y 2013, bajo la batuta de Esnáider, Álex Monserrate y Jesús Solana. En febrero de 2013, en plena crisis decadente del primer equipo camino de Segunda, visitaba la Real Sociedad La Romareda y las bajas en defensa llevaron a Jiménez a citar a Héctor... para ser titular ante los donostiarras.

El futbolista pucelano, con el '27' como dorsal, se estrenó en la élite en una tarde que jamás olvidará. Por ese detalle del debut entre los mejores, por supuesto. Pero también porque la felicidad solo le duró 22 minutos. Héctor Hernández fue expulsado prematuramente por doble amarilla, por sendas entradas sobre el mexicano Vela, que fue su calvario en un arranque de partido donde la Real se puso 0-2, con tantos de Griezmann (la estrella francesa de este momento, líder del Atlético de Madrid) y Agirretxe. El Zaragoza acabaría perdiendo 1-2, al maquillar Apoño de penalti el tanteador ya con el minuto 92 sobrepasado. Héctor y su roja fueron una de las noticias llamativas de aquel día, pues el menoscabo que generó jugar con 10 hombres durante más de una hora y pico fue muy grave para un Zaragoza malherido ya por aquellas fechas.

Héctor, entonces con 21 años, ya no volvería a ser llamado jamás con la primera plantilla. Su paso fue, por ello, muy fugaz. Pero lo fue. Como tantos otros, ahí está en los anales de la historia blanquilla para siempre. Su equipo, su alineación, fue la siguiente: Roberto Jiménez; Sapunaru, Álvaro González, Paredes, Héctor Hernández; Romaric, Movilla (Fernández, 27); Víctor Rodríguez (Bienvenu, 46), Apoño, Montañés (Rochina, 71); y Helder Postiga. Curiosamente, uno de sus colegas zaragocistas ese día, Montañés, lo es también ahora en el Tenerife. Pero el extremo castellonense, por segundo año consecutivo, no ha podido viajar y regresar a La Romareda por lesión.

Una vez que se marchó del Real Zaragoza, Héctor recaló precisa y curiosamente en la Real Sociedad, en principio para jugar en su filial, pero enseguida dando el salto al primer equipo en Primera División. Aquella Real de Griezmann, Xabi Prieto, Vela, Mikel González, Agirretxe, Illarramendi... de ahí tuvo una salida como cedido al Granada, también en la máxima categoría. Después, pasó al Alavés, igualmente en Primera, donde el año pasado no tuvo apenas minutos (solo participó en un partido). Y el pasado verano, finalmente, dio el paso atrás de volver a Segunda con el Tenerife, con el que se le va a volver a ver por La Romareda cumplidos ya los 27 años.

Etiquetas
Comentarios