Despliega el menú
Real Zaragoza

Igbekeme: la prueba del algodón está en marcha

El centrocampista nigeriano se reintegró este jueves a los entrenamientos ordinarios tras 17 días ausente por una lesión muscular. En 48 horas se decidirá si puede jugar ante el Osasuna.

Igbekeme, con el balón en un pasaje del entrenamiento de este jueves en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza.
Igbekeme: la prueba del algodón está en marcha
Álex Hernández/HERALDO TV

Según lo previsto, James Igbekeme se reintegró este jueves a los entrenamientos ordinarios del Real Zaragoza tras pasar 17 días al margen por la lesión muscular (aductores) que sufrió en Almería a mitad de septiembre. Es el momento de la verdad desde el prisma médico para discernir si el centrocampista nigeriano llega o no a tiempo de poder jugar el lunes frente al Osasuna en La Romareda, en el partido de la 8ª jornada liguera. Comienza, pues, la prueba del algodón para el africano, que deberá comprobar en las próximas 48 horas si su zona dañada responde convenientemente o, por el contrario, advierte de peligro de recaída.

Igbekeme, que ya se calzó las botas de tacos al final del ensayo del miércoles para, poco a poco, ir notando sensaciones al golpear el balón y hacer carrera sobre el césped con gestos semejantes a los de un partido, fue uno más este jueves al inicio del entrenamiento matinal. Acompañado por el doctor Honorio Martínez en los primeros pasos sobre la hierba de la Ciudad Deportiva, el nigeriano hizo un gesto similar al de santiguarse y se lanzó al ruedo verde. Cada minuto que pase hasta el fin de semana va a resultar clave para que Idiakez sepa si Igbekeme podrá volver a su posición de volante en el duelo ante los osasunistas.

Al Real Zaragoza le urge recuperar a un futbolista que, por su rendimiento en muchos momentos de este irregular inicio de liga, ha parecido pieza de máxima relevancia en el entramado táctico actual. De ahí la máxima atención que está acaparando en las últimas fechas. Las sensaciones, en los dos últimos días, embocaron por el mejor de los caminos. Ahora falta el remate: la confirmación de que la rotura en la zona inguinal que lo dejó K.O. en la segunda parte de Almería, en el duelo ante el Lugo y el último día en Albacete, ya puede darse por superada.

Etiquetas
Comentarios