Despliega el menú
Real Zaragoza

La chuleta de Idiakez que solo él leyó

El entrenador del Real Zaragoza abrió un papel doblado a solas, tras una portería, al inicio del entrenamiento de este jueves. Tras repasarlo con atención, lo guardó en el bolsillo e inició la faena.

Idiakez y su chuleta, este jueves por la mañana en la Ciudad Deportiva.
Idiakez y su chuleta, este jueves por la mañana en la Ciudad Deportiva.
Guillermo Mestre

¿Qué lleva en la cabeza Imanol Idiakez para el partido de este viernes en Albacete? ¿De qué manera piensa salir del atasco al que han abocado al grupo las dos derrotas sufridas por el Real Zaragoza ante Almería y Lugo en los últimos 12 días? ¿Cuántos cambios piensa hacer en el once inicial en el Carlos Belmonte? ¿Ha barajado como mecanismo reparador una variación del sistema táctico y se observará un Zaragoza diferente en campo manchego? ¿Jugará Eguaras de titular después de 4 meses absolutamente fuera de órbita por una seria pubalgia? ¿Veremos debutar al delantero colombiano Medina, que por fin ha entrado en una convocatoria oficial tras mes y medio de competición en una ausencia realmente extraña por puro sentido común?

Preguntas, todas ellas, extendidas en todo el zaragocismo en los prolegómenos del importante partido ante el Albacete Balompié en su campo. Cuestiones que la inmensa afición blanquilla lanza al aire inevitablemente después de casi dos semanas naturales de incredulidad, dudas y temores respecto del bajonazo que ha evidenciado el equipo en las dos últimas jornadas ligueras. Incógnitas que, en los tiempos del fútbol posmoderno, se quedan en el limbo, en la nube, porque los secretos de alcoba son cada vez de más alto 'standing' en el día a día de los clubes del caché del Real Zaragoza. Ya se verá. Todo en su momento. Mejor no anticiparse, para no generar chirridos ni cazas de brujas. Que sea primero el relámpago y después el trueno, como manda la naturaleza. Y no al revés, como busca por mandato (y a veces encuentra) el periodismo, en algunos casos tan impertinente.

De momento, el proceder de las previas a los partidos ya advierte de un cambio seguro en el once inicial: Buff no estará porque ni siquiera ha viajado a La Mancha. Y Aguirre no será su sustituto, porque también se ha quedado en tierra. Si algunos especulaban con un cambio de central en la zaga, por aquello de que Grippo no anda fino en estos días de marros serios, en el caso de que se diera tal figura de permuta táctica no será Álex Muñoz el que regrese a la titularidad, pues el alicantino también ha sido descartado de antemano por Idiakez. La alternativa sería, en esta ocasión, el brasileño Perone, aún inédito en liga. Todo lo demás que vaya a pasar, queda en cuarentena hasta las 19.45 o 20.00 del viernes, ya en el estadio.

En la mañana de jueves, cuando el Real Zaragoza iniciaba el último entrenamiento de la semana en la Ciudad Deportiva antes de irse en AVE hacia tierras albaceteñas, Idiakez ha manejado un papel por el que, muchos, habrían dado algo importante por poder leerlo. El entrenador se ha ido a proteger, simbólicamente, tras la red lateral de una portería móvil en el campo de ensayos (foto 1). Lo ha desplegado a solas, de espaldas a todos, y lo ha mirado con atención y detenimiento. Una vez repasado lo allí escrito, Imanol ha hecho un par de dobles al folio, lo ha guardado en el bolsillo derecho de su pantaloneta de deporte y se ha dirigido hacia la plantilla para comenzar la sesión de rigor (foto 2). Ahí estaba previsualizado Albacete. Negro (o azul) sobre blanco. La chuleta con la que volver a la senda de la victoria.

Etiquetas
Comentarios