Despliega el menú
Real Zaragoza

Albacete, revelación de la liga, lugar de obligada victoria y reacción del Real Zaragoza

El equipo de Idiakez, tras dos derrotas seguidas ante Almería y Lugo, visitará el viernes a los manchegos (21.00) sin margen para un nuevo error, por motivos obvios.

Gual y Pombo, en un pasaje del partido último ante el Lugo; a la dcha. los jugadores del Albacete celebran uno de los goles con los que ganaron 1-3 en Mallorca este domingo, para ponerse en el puesto 3º de la tabla.
Gual y Pombo, en un pasaje del partido último ante el Lugo; a la dcha. los jugadores del Albacete celebran uno de los goles con los que ganaron 1-3 en Mallorca este domingo, para ponerse en el puesto 3º de la tabla.
Oliver Duch/Albacete B.

Albacete, el estadio Carlos Belmonte, aguarda al Real Zaragoza el próximo viernes a las 9 de la noche. Allí, con ese choque, se abrirá la 7ª jornada de liga. Y a ella acudirá el equipo zaragocista herido, tocado en su carrocería y, por primera vez en el corto camino recorrido en la temporada 2018-19, necesitado de un triunfo para eludir un problema serio en su seno interno. Las dos derrotas consecutivas ante Almería (2-1) y Lugo (0-2) dejan servida esa situación de máxima necesidad para los muchachos que entrena Idiakez, que no están en disposición de volver de tierras manchegas con un nuevo tropiezo, con tres petardazos encadenados, sin que eso fuese digerido en las entrañas del zaragocismo y el equipo rector con naturalidad. Es puro sentido común en los tiempos que acomete el Real Zaragoza en su 6º año seguido en Segunda División.

Y viene a resultar que, semejante obligación, acontecerá en uno de los lugares más complicados en este primer tramo del curso: Albacete. Porque los albaceteños son la revelación de la liga. Sin duda. Han dejado aparcado en este arranque del torneo su clásico rol de equipo menor, que ha subido y bajado entre Segunda y Segunda B un par de veces, para meterse en el grupo de cabeza por méritos propios. Desde el primer día, el Albacete ha mostrado un juego vistoso, un ataque afilado. Es bonito de ver el equipo que dirige Luis Miguel Ramis. Tan bien han iniciado la competición que, tras ganar 1-3 en Mallorca en la mañana de este domingo, ocupan la 3ª posición en la tabla, tras los gigantes Málaga y Las Palmas. Y solo pueden bajar un escalón si en el partido del lunes, el Deportivo de La Coruña-Granada en Riazor, los gallegos suman los 3 puntos.

Curiosamente, junto al goleador Zozulia, internacional ucraniano ya conocido del año anterior y que fue pretendido por el Real Zaragoza sin éxito, la figura del equipo en la brillante primera etapa del Albacete en esta liga es el exzaragocista Febas. Allí espera el leridano con el '8' a la espalda para seguir amenazando con el gafe de los ex, que Dongou actualizó hace pocas horas con el Lugo. Y no es el único, pues Ortuño (que ya hizo su papel en esa faceta el año pasado con el Cádiz) es un fichaje de relumbrón para el Queso Mecánico, no en vano, su casa natal. Hasta el aragonés Chus Herrero asoma por ese flanco. El repertorio goleador lo completan Rey Manaj (internacional con Albania) y Acuña (paraguayo que viene de anotar un doblete en Son Moix). Y el franco-congoleño Bela, y Susaeta, y Eugeni Valderrama...

Esta vez, al margen de la dubitativa situación en la que se ha sumido el propio Real Zaragoza por su doble pifia en una semana, el viaje a Albacete aparece como un serio inconveniente de índole deportiva a solventar por los blanquillos. La presión por romper la mala dinámica establecida ante Almería y Lugo, lo perentorio de reencontrarse con el camino del triunfo, chocará el viernes con un rival en forma, de moda, en plena crecida de autoestima tras muchos años de padecimientos. Un amarre para la esperanza ofrece la observación de que, pese a su condición de invicto, el Albacete, como local, solo ha ganado uno de sus tres partidos en el Carlos Belmonte (3-0 al Córdoba). Los otros dos fueron empates, ambos 1-1, con el Deportivo y el Cádiz. Con la salvedad de que, esta vez, al Real Zaragoza una igualada en feudo manchego le resultará insuficiente. Los de Idiakez necesitan envidar a grande tras sus malos pasos recientes.

Etiquetas
Comentarios