Despliega el menú
Real Zaragoza

Sergio Gil y el regreso a la que pudo ser su casa

El aragonés, ahora en el Lugo, vuelve a La Romareda tras su polémica salida hace dos años. "El Zaragoza está dando ahora más protagonismo a la cantera", asegura.

Sergio Gil en un partido de esta pretemporada frente al Deportivo de La Coruña.
Sergio Gil en un partido de esta pretemporada frente al Deportivo de La Coruña.
CD Lugo

La figura de Sergio Gil representa, en clave zaragocista, lo que pudo ser y nunca fue. El fino centrocampista zurdo, que regresará este viernes a La Romareda con la camiseta del Lugo, abandonó el club aragonés hace ya dos años inmerso en un conflicto de intereses, contratos y representantes. Después de formarse en las categorías inferiores -donde compartió vestuario y fútbol con Pombo, Ratón, Delmás, Lasure o Guti- y debutar en el primer equipo -jugó 21 partidos-, el zaragozano, asesorado por su representante, José María Minguella, decidió continuar con su carrera deportiva lejos de Zaragoza y, tras un verano lleno de conflictos extradeportivos, firmó por el Lugo. Al final, el club y el jugador terminaron en los tribunales en una de las operaciones más controvertidas de los últimos años.

Sergio Gil bien podría haber continuado su carrera junto a los Pombo, Guti, Lasure y compañía. Él, alumno aventajado de aquella generación, fue pionero en saltar al primer equipo, en conseguir continuidad y minutos en La Romarda. Si su carrera deportiva hubiera seguido un camino más habitual, su nombre aparecería este sábado con naturalidad en el once titular junto a Zapater y Javi Ros en el centro del campo, ahora que Idiakez busca un reemplazo para el lesionado Igbekeme. Pero Sergio Gil decidió, por unas y otras razones, no seguir en el Real Zaragoza. "Entonces, eran circunstancias diferentes y había menos gente de la cantera. Ahora se le está dando más protagonismo y me alegro porque he compartido vestuario con la mayoría de ellos y es bueno para todos", comentó este jueves al respecto de su polémica salida en la sala de prensa de Lugo.

El Zaragoza de hoy

También tuvo palabras para su excompañero Jorge Pombo, hoy uno de los referentes de la cantera zaragocista. "Está explotando, haciendo las cosas muy bien y me alegro", aseguró sobre un jugador que conoce a la perfección. Pombo, junto a Marc Gual y Álvaro Vázquez, intentan contrarrestar esta temporada la marcha de Borja Iglesias, que la temporada pasada anotó 22 goles. "Borja era un referente para ellos, pero se han reforzado y arriba tienen gente muy peligrosa", señaló. En la distancia, Sergio Gil sigue pendiente del Zaragoza, de sus movimientos y sus resultados. "Me gusta ver sus partidos, a la gente de la cantera que sube al primer equipo. El Zaragoza ha hecho muy buen equipo, compacto, con ideas claras y con mucho peligro arriba", indicó. Para el mediapunta, regresar a Zaragoza y ver a su familia y amigos es «un plus» en una Romareda en la que el Lugo quiere reivindicarse tras un inicio de campeonato dubitativo. "Es un escenario bastante atractivo para reivindicarnos y conseguir la victoria que tanto buscamos y nos merecemos", explicó Gil. Aun así, reconoció la dificultad que supone visitar hoy en día el campo aragonés. "En esta liga, las cosas son difíciles de por sí y, encima, en un campo con 24.000 personas apoyando a un equipo es más complicado, pero es un plus para nosotros", opinó Gil, que regresará este sábado a La Romareda con el Lugo. Un Lugo con el, por cierto, también volverá a Zaragoza el atacante Jean Marie Dongou.

Etiquetas
Comentarios