Despliega el menú
Real Zaragoza

Una cita para confirmarse

Zaragoza y Oviedo se miden en el Estadio Carlos Tartiere a las 18.00 (Gol). El equipo de Idiakez busca su primera victoria a domicilio y hacerse un hueco en la zona noble de la clasificación.

Álvaro Vázquez, Marc Gual y Álex Muñoz en la Ciudad Deportiva antes de partir hacia Oviedo.
Álvaro Vázquez, Marc Gual y Álex Muñoz en la Ciudad Deportiva antes de partir hacia Oviedo.
Raquel Labodía

La capital asturiana es el cuarto escollo del presente curso para un Real Zaragoza cuyo día a día se sustenta sobre una vibración continua de optimismo, alimentado por matices. Con tres partidos disputados, ya se pueden extraer conclusiones de diferente índole. La mayoría positivas, algo que juega a favor de la actualidad blanquilla, centrada ahora en lograr su primer triunfo a domicilio en Oviedo.

Sin embargo, es obvio que todavía existen interrogantes sin responder, y el Carlos Tartiere apunta a ser un lugar donde desvelar algunos de estos y ajustar con más precisión la definición del cuadro de Idiakez, al que el técnico vasco está tratando de pintar con pincel fino, colores vivos y mensaje certero.

La fortaleza en La Romareda parece ser un hecho. A pesar del bajón de la segundas partes, que se asemeja más a un mal endémico que a una traba coyuntural, el equipo blanquillo demostró ante Las Palmas su desparpajo, comodidad y alto nivel de confianza bajo el abrigo de su afición. Tanto al equipo canario el fin de semana pasado como al Rayo Majadahonda en el test inicial de temporada, les pudo golear. Faltó determinación arriba y concretar las oportunidades. Una tarea mal acometida que derivó en sufrimiento. El Rayo Majadahonda estuvo cerca de empatar y Las Palmas no distó mucho de llevarse los tres puntos de La Romareda. Un precio a pagar demasiado caro en vistas de los méritos que el Zaragoza había reunido casi de manera impoluta.

Ahora, las circunstancias invitan a que el Zaragoza muestre la misma cara como visitante, y mejore la versión de las segundas partes. Al juego taciturno desplegado en Reus, primer desplazamiento del año -donde apenas se inquietó la puerta de Edgar Badía a pesar de que el dominio fue exclusivamente blanquillo- se le debe dar una vuelta de tuerca.

Las armas que desenfundará Idiakez para intentar sacar adelante los tres puntos no las quiso adelantar. Vuelve a la convocatoria Dani Lasure, después de ser baja el fin de semana pasado. En principio, recuperará el lateral zurdo, cubierto por Carlos Nieto contra Las Palmas. Pep Biel se quedó fuera de la citación. Se prevén pocos cambios en la alineación de Idiakez. Papu está con su selección y el capitán Alberto Zapater podría volver a tener minutos en un trivote ocupado por Verdasca, Ros e Igbekeme. Donde más dudas se plantean es arriba, por aquello de jugar o no con un mediapunta.

El tridente en ataque, compuesto por Marc Gual, Álvaro Vázquez y Jorge Pombo, que tan buen resultado dio en los primeros 45 minutos de la jornada anterior, parece la mejor opción. No obstante, en la decisión final, dicha cuestión táctica podría variar en función de las virtudes y puntos fuertes del rival. También, el hecho de jugar fuera tiene papeletas de condicionar la disposición zaragocista, que descubrió en una delantera de tres piezas uno de sus grandes tesoros.

Al igual que los aragoneses, su rival resulta peligroso en ataque. Toché, Saúl Berjón y el mundialista panameño Yoel Bárcenas son los puntales que conforman el entramado ofensivo por el que Juan Antonio Anquela ha apostado en los primeros encuentros de liga. Los tres atacantes han marcado ya: Toché se anotó el primer tanto ovetense de la temporada y tanto Berjón como Bárcenas, que parten desde los costados, hicieron doblete en el triunfo por 2-4 en Córdoba. Además, Anquela recupera a Ramón Folch, cuya entrada será progresiva en un centro del campo donde Boateng, Tejera y Muñoz han rendido bien en las últimas jornadas.

Etiquetas
Comentarios