Real Zaragoza
Suscríbete

Eguaras y su batuta, de vuelta

El mediocentro da un gran paso en su recuperación y vuelve a entrenar con el grupo. Imanol Idiakez suma una pieza fundamental, aunque su vuelta a los campos no se va a precipitar.

Eguaras entrando al 'paseillo' de bienvenida tras su larga lesión.
Eguaras entrando al 'paseillo' de bienvenida tras su larga lesión.
Toni Galán

Atrás quedan los entrenamientos individuales, las horas de gimnasio o las vueltas al césped de la Ciudad Deportiva haciendo carrera continua en solitario. Al fin, tras una larga espera en términos deportivos, Íñigo Eguaras se incorporó este miércoles al trabajo grupal, pero con calma. Trabajó al mismo ritmo que sus compañeros la parte inicial del entrenamiento. Paso a paso. Ejercicios de calentamiento, con y sin balón. Conducción, control y pase, una de sus virtudes.

Sin duda, el mediocentro ha dado un paso al frente en su recuperación y es la gran noticia de la semana, porque al timón del centro del campo zaragocista se le ha echado en falta. Una duradera y tormentosa dolencia en el pubis, que arrastra desde el final del curso pasado, ha sido la causante de su baja tanto en pretemporada como en las dos primeras jornadas de competición oficial. Su regreso a los terrenos de juego es algo que no se quiere precipitar, ya que se trata de una lesión traicionera, de hoy no me duele y mañana no lo aguanto. Prima la tranquilidad alrededor de su figura. Ya se sabe, las cosas de palacio van despacio.

Al centrocampista se le dio la bienvenida como si fuera una nueva incorporación. Pasillo de collejas, carantoñas y bromas de los compañeros y cuerpo técnico. Se sumaron al recibimiento jugadores como Toquero, todavía apoyado en una muleta, y Raúl Guti, con la misma lesión que va dejando atrás Eguaras: pubalgia. Peor le afectó al canterano, que se vio obligado a acudir al quirófano a principios de agosto en Burdeos (Francia).

La enfermería, con un negativo trasiego durante estos dos últimos meses, se va vaciando poco a poco. Ya solo quedan por regresar Guti y Toquero, a los que hasta después de las Fiestas del Pilar no se les espera ver en acción. Zapater, Papu y Lasure, las otras grandes bajas de la pretemporada, ya son uno más. Sobre todo el lateral zurdo, que ya ha formado parte del once titular en las dos primeras jornadas de liga. El zaragozano, sin embargo, este miércoles no entrenó con el grupo debido a una contusión en el pie izquierdo. Se acercó a la charla inicial en zapatillas deportivas, pero después se mantuvo al margen por precaución.

A Papu, que este miércoles sí entrenó con normalidad pero el martes lo hizo en el gimnasio, se le van administrando los minutos. Contra el Rayo Majadahonda jugó poco más de diez, y en Reus, donde se le observó más entonado, disfrutó de 23 minutos. El extremo va cogiendo ritmo. Por su parte, el capitán zaragocista, Alberto Zapater, al igual que el futbolista georgiano, ya ha superado su lesión de rotura muscular. El de Ejea viajó con el equipo blanquillo a Reus el fin de semana pasado, pero no jugó.

Con el paso de las semanas las lesiones están dejando de ser noticia. Ahora son los regresos. Particularmente, el de Eguaras resulta ser esencial. Y es que en su posición, de pivote, por delante de la defensa, él es el especialista. Solo su batuta convence a los paladares zaragocistas. El juego del equipo, la creatividad, pasa por su botas.

El técnico vasco, Imanol Idiakez, ha utilizado a Verdasca en su lugar desde el primer momento de pretemporada. Esa sustitución no acaba por funcionar de una manera pulcra, y a pesar del empeño del jugador por hacer las cosas bien, el arte balompédico se queda corto sin Eguaras.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión