Despliega el menú
Real Zaragoza

Jeison Medina: "Vengo a jugarme la vida, una carrera futbolística"

El delantero colombiano de 23 años vive sus primeros días en el Real Zaragoza y en España. En su estreno en Europa, cuenta para HERALDO su singular aclimatación personal.

Medina, en la red de una de las porterías del campo de Boltaña en sus primeros días con el Real Zaragoza.
Medina, en la red de una de las porterías del campo de Boltaña en sus primeros días con el Real Zaragoza.
Daniel Marzo

Jeison Medina Escobar ha expuesto en las últimas semanas, desde que se conoció su fichaje por el Real Zaragoza, los detalles de su vida en Colombia. Su origen familiar humilde, su crecimiento en Itagüí, una ciudad de la periferia de Medellín. Su estreno en la Primera División del país cafetero en el modesto club del Leones de su lugar de nacimiento. Ahora, en la concentración pirenaica en Boltaña, Medina cuenta para HERALDO los pormenores de su singular aclimatación a la vida española y a su nuevo club.

¿Cómo va su adaptación al medio zaragocista, tan diferente a sus costumbres en Colombia?

Voy poco a poco, pero muy bien. Son varias cosas que cambian radicalmente: el horario, la alimentación, el propio fútbol... Pero toda la gente, los compañeros, me están ayudando mucho.

Cuando venía en el avión hace unos días, ¿pensaba mucho en lo que se iba a encontrar fuera de casa por primera vez?

Es difícil para mí esta situación porque vengo de un entorno familiar del que jamás he salido hasta ahora. Yo jugaba en un equipo cuyo campo está a 10 minutos de mi casa andando, fíjese. Llegar a Europa, estar solo... claro que lo piensas. Pero sé que es mi futuro y tengo que hacerlo. Mi novia viene el domingo a quedarse conmigo y va a ser un apoyo decisivo para mí.

Se le ve cada día con los cinco sentidos abiertos a todo lo que pasa. No pierde detalle de nada.

Soy consciente de que vengo a trabajar duro, a aprender de todo lo que me rodee. Vengo a experimentar cosas nuevas en mi vida, a mejorar mis valores... y a ascender a Primera con el Real Zaragoza.

¿Cómo se está moviendo por Zaragoza? ¿Conduce o le llevan?

Conduzco. Tengo un coche. Voy a vivir cerca de la Ciudad Deportiva y poco a poco voy conociendo las rutas. Me resulta fácil... en Medellín hay desplazamientos en los que tardas hora y media.

¿Se la imaginaba así?

Cuando supe que iba a venir, ya estuve buscando detalles por internet. Y al conocerla personalmente, en mayo cuando vine a pasar el examen médico y a ver el partido contra el Valladolid, me pareció espectacular. Zaragoza me resulta muy cómoda y tranquila pese a ser grande. Y en el fútbol, posee una afición, un equipo y un estadio de Primera División.

En Colombia, ¿se hacen concentraciones de pretemporada como esta de Boltaña?

Sí. Pero sin tanto calor. En la zona de Medellín el clima es intermedio (tropical). Las mínimas son de 18 grados todo el año y las máximas no pasan de 29 ó 30. Yo lo paso muy mal con el calor. Y ya me han avisado que cuando haga frío lo voy a sufrir profundamente.

Su primer entrenador en España es Imanol Idiakez. Su profesor, como los llaman en sudamérica.

Bueno... de entrada el hablar de aquí es muy diferente al de Colombia. Me impacta al principio. Los conceptos son parecidos en lo futbolístico, pero la expresión es otra bien distinta. Aparte de esto, noto mucho que aquí en España la presión al que recibe o conduce el balón es muy superior a la del ritmo del fútbol colombiano.

Esto le está haciendo padecer en sus primeros entrenamientos...

Sí. Aquí, en cuanto recibes el balón, ya tienes a dos o tres rivales encima. Voy a tener que aprender a jugar con esto cuanto antes. Percibo que tengo que jugar mucho más deprisa de lo que estoy acostumbrado.

En España va a tener menor tiempo de reacción con el balón.

Ya lo veo, sí. En Colombia tú puedes recibir el balón y, muchas veces, pensar, darte una vuelta y analizar qué vas a hacer. Pero aquí es necesario que, cuando recibas la pelota, ya tengas claro lo siguiente que vas a hacer con ella. Si no, la pierdes. ¡Ah!, también estoy notando mucho el cambio de balón.

¿El de aquí es tan diferente al de la liga colombiana?

Sí, mucho. Este de España me parece algo más grande de tamaño y algo más ligero en el golpeo.

Citaba antes el ámbito alimenticio. ¿Tan distinta es la comida de aquí?

En España se come bien y sano. Pero a veces hay alimentos que me resultan extraños y a mí me cuesta probar cosas nuevas. Y, sobre todo, está el asunto de los horarios. Allí comemos mucho antes en cada comida. El almuerzo lo he hecho siempre a las 12.30 y aquí la gente come a las 14.30 o las 15.00. Y por la noche, en Colombia se cena a las 19.00 y a las 21.30 yo estaba siempre en la cama. Y veo que en España la gente se acuesta a dormir muy tarde.

El ‘jet-lag’ lo tendrá ya superado.

Bueno... pues aún me da mucho sueño por las tardes. Son siete horas de diferencia y cuesta. Paso a paso me iré regulando.

¿Qué impresiones les transmite a sus padres, a su gente, de estos primeros días en España?

Siempre resalto que estoy muy bien. Y auguro que todo va a salir perfecto. Les hablo de las instalaciones de la Ciudad Deportiva, del estadio, de la casa... todo es magnífico aquí. Y en cuanto venga mi novia, su compañía va a cambiar para mejor mi perspectivas.

En lo futbolístico, ¿cómo sueña su debut en el Real Zaragoza?

A mí me han fichado para hacer goles. Y sueño con que todo salga bien desde el mismo inicio. En mi cabeza solo está el ayudar al equipo marcando muchos goles.

En su presentación, no dudó en advertir de que quería marcar más de 20. Una actitud que lo define como alguien atrevido.

Es que yo vengo aquí a jugarme la vida, una carrera de futbolista. Saltar a Europa desde Colombia es difícil, es el anhelo de todo jugador. Y yo lo he logrado. Por eso tengo que aprovechar esta oportunidad al máximo. Vivirla como si fuera el último día de mi vida.

Los partidos de pretemporada van a ser su primer escaparate.

Yo, desde el primer entrenamiento, actúo con el sentir de que estoy compitiendo. Todo cuenta. Y por supuesto que la pretemporada es ya importante para mí. Yo hablo con goles. Y vengo con hambre de triunfar, ambicioso.

Etiquetas
Comentarios