Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

"Vengo desde Argentina para animar al Real Zaragoza"

Gastón Castro ha viajado desde Buenos Aires hasta Zaragoza para apoyar a su equipo en el momento más decisivo de la temporada.

"Vengo desde Argentina para animar al Real Zaragoza"
"Vengo desde Argentina para animar al Real Zaragoza"

Son las 10.45 del viernes 9 de junio, momento en el que llega la plantilla del Real Zaragoza para el último entrenamiento antes del partido frente al Numancia. Podría ser una mañana normal en los alrededores de La Romareda, pero hoy no lo es. Por lo menos para Gastón Castro, que ha recorrido más de 10.000 kilómetros para ver al equipo que lleva en “su corazón”.

Este aficionado viene desde Buenos Aires (Argentina) para "alentar al máximo", como él dice, al conjunto maño en los partidos más decisivos de la temporada. Estuvo en el partido de Soria, y estará este sábado en La Romareda."Si el equipo pasa a la final me quedaré para apoyarlos", cuenta Gastón.

Con su bandera de Argentina unida a la del Real Zaragoza, el aficionado espera ansioso a ver a sus ídolos zaragocistas. Y todo gran esfuerzo tiene su recompensa. Conforme van llegando a pie los jugadores al estadio, Gastón aprovecha para saludarlos y contarles la hazaña que ha hecho para poder venir a verlos y a animarles.

Con cada uno que tiene la oportunidad de charlar se emociona. Y tras cada conversación con un jugador vuelve a sentarse con sus dos banderas lamentándose de no haberle pedido una firma o de no haberse hecho una foto. "La emoción me puede" explica. Llega un numeroso grupo de jugadores que se paran y posan todos juntos con él. En este preciso momento a Gastón le encantaría tener 10 manos para poder tocar y abrazar a cada uno de ellos. Por su parte, los jugadores agradecen el gesto de Gastón de recorrer tantos kilómetros para verlos jugar. "Disfruta mucho del partido". "Vamos a ganar, Gastón" son algunas de las palabras que le dirige al argentino Julián Delmás.

En otra remesa de jugadores llega el capitán, Alberto Zapater, junto a pichichi del equipo, Borja Iglesias, y le comentan que habían conocido su historia a traves de las redes sociales. Después de inmortalizar el momento, Zapater y Borja dan las gracias al argentino.

Aunque el gesto que iba a llevar a Gastón al culmen de las emociones estaba por llegar. Borja iglesias aparece por la puerta de La Romareda con su camiseta. "Toma Gastón, te traigo mi camiseta para que puedas venir mañana con ella puesta" le dice el delantero. Casi olvidándose del regalo, el argentino y el futbolista se dan un abrazo agradeciéndose el gesto que cada uno ha tenido con el otro. Gastón, entre lágrimas, contesta: "Eres tan buen jugador como persona, felicitaciones por la gran temporada que estás haciendo".

Y como no podía ser de otra forma, a Gastón le hacía especial ilusión conocer a su compatriota, el guardameta, Christian Álvarez. A 50 metros lo reconoce y lo señala diciendo: "¡Allí está, es Christian!". Con menos timidez que con el resto Gastón se acerca y tras contarle su historia, ambos funden sus manos en un fuerte choque, tras el cual aficionado y jugador tienen una charla.

Minutos después, Gastón explica convencido que "esta vez va a ser la vencida, y podré irme para Argentina viendo al Real Zaragoza en Primera División". "Siempre se puede. Solo hay que estar, alentar y luchar por lo que uno quiere", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión