Real Zaragoza

En los pies de Borja Iglesias

El punta gallego aterriza en la vuelta de semifinales del ‘play off’ con seis goles en sus últimas cuatro apariciones en La Romareda. Superadas sus molestias físicas, es la gran esperanza zaragocista.

Borja Iglesias pugna con Carlos Gutiérrez en el Numancia-Zaragoza del pasado miércoles.
Borja Iglesias pugna con Carlos Gutiérrez en el Numancia-Zaragoza del pasado miércoles.
José Miguel Marco

Durante la primera vuelta, cuando el sol no calentaba tanto como ahora, se le achacaba desde diferentes focos que no marcaba en La Romareda. O que, más bien, tan solo anotaba desde los once metros, de penalti. Algunos apreciaban su trabajo, su fútbol, pero le señalaban como un definidor irregular, sin puntería en los momentos determinates. O, al menos, no como el definidor que el Real Zaragoza necesita para regresar a Primera División. Borja Iglesias cruzó el umbral de la mitad de temporada con nueve goles, un guarismo significativo para un futbolista que todavía no ha cumplido doce meses en el fútbol profesional. Pero para algunos no era suficiente.

Esta tarde, el delantero gallego disputa la vuelta de las semifinales de ascenso a Primera División con 22 goles y seis asistencias en sus alforjas. En sus últimos cuatro partidos en La Romareda ha celebrado seis tantos y ha agregado otro par de últimos pases de gol. Su estado de forma es sobresaliente y, por sus pies, pasan muchas de las opciones que tiene el Real Zaragoza de regresar a Primera División dentro de siete días. Palabras mayores para un delantero del que lo que menos dice de él, son sus goles.

Su capacidad para generar ventajas a sus compañeros, sostener las jugadas de espaldas, iniciar la presión, defender en las acciones de estrategia, asistir en los metros finales, entender el juego asociativo, ofrecer una salida en largo, recuperar balones en zonas decisivas… la lista se puede extender a prácticamente todas las facetas básicas que se le demanda a un buen futbolista. Borja Iglesias las cumple en su conjunto, dando brillo como pocas veces en los últimos años al puesto de delantero centro del equipo aragonés.

En la vuelta de las semifinales, el punta gallego se volverá a cruzar con los centrales del Numancia, a los que sacó de órbita una y otra vez, especialmente a Carlos Gutiérrez, su par más directo, en la primera mitad del partido de ida. El canario, protagonista de la polémica acción del penalti sobre Papunashvili al filo del descanso, terminó al borde del colapso y es uno de los cambios que medita en las últimas horas Jagoba Arrasate, el técnico del Numancia. El oscense Dani Calvo es su principal alternativa, con menos números para Elgezabal. El veterano Escassi seguirá como titular en el perfil derecho de la pareja.

Y eso que Borja Iglesias jugó en Soria con una sobrecarga en el cuádriceps de su pierna izquierda, con la zona vendada y protegida por precaución. Aún lastrado físicamente, dominó el partido con mano de hierro. Esta tarde, su condición física será mejor, ya que las molestias han remitido en las últimas horas. "Llega mejor que antes del partido en Soria. Tenía una pequeña sobrecarga, pero sin importancia. Todo hace prever que estará al 100%", reconocía este viernes Natxo González en la sala de prensa al ser cuestionado por el asunto.

Etiquetas
Comentarios