Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

La mejor versión del Zaragoza, justo a tiempo

El núcleo principal de la plantilla afronta el tramo definitivo de liga en su estado óptimo de forma.

Los jugadores del Real Zaragoza bromean antes del entrenamiento de este miércoles en la Ciudad Deportiva.
Los jugadores del Real Zaragoza bromean antes del entrenamiento de este miércoles en la Ciudad Deportiva.
Oliver Duch

El Real Zaragoza encara el tramo final de la temporada en un estado pletórico. Futbolístico y anímico. Repleto de energía, buenas vibraciones y, por encima de todo, un discurso en su juego que le hace opositar por derecho propio a la Primera División. Natxo González y el resto de preparadores del cuerpo técnico han logrado que el vestuario zaragocista alcance su pico de forma más elevado en el tramo definitorio de la liga, a la que le resta una jornada más y el ‘play off’ de ascenso a Primera. El núcleo principal de la plantilla llega al mes de junio en su mejor versión -o al menos en una de las mejores- del curso. Un curso, en este sentido, que ha ido claramente de menos a más, alcanzando en la primavera cotas y niveles de fútbol difícilmente imaginables para muchos en otoño o principios de invierno.

El Real Zaragoza es hoy más equipo que nunca. Así lo exhiben sus números: es el que más ha puntuado en la segunda vuelta (44), el segundo que más goles ha anotado (32) y el quinto que menos ha encajado (18). Números muy lejanos a los de la primera mitad del campeonato, donde fue el 17º que más puntos sumó (24), el octavo que más encajó (26) y el octavo que menos anotó (23).

Si a nivel colectivo el grupo empasta ahora mejor que nunca, también lo hace lógicamente por el nivel de sus individualidades más destacadas, que encaran el tramo más importante en un estado excepcional. Así, por ejemplo, Borja Iglesias afronta el ‘play off’ en su momento más resolutivo: ha anotado más de la mitad de sus goles en el último tercio de la liga y su engranaje en el sistema colectivo es absoluto. Borja no es solo lo que marca -que ya es decir mucho- si no todo lo que genera para sus compañeros. Su conexión con Jorge Pombo, cocinada a fuego lento durante toda la liga, ha alcanzado el punto de cocción óptimo, con ejemplos evidentes como el primer gol frente al Valladolid el pasado domingo en La Romareda. El canterano es otro de los que ha aumentado notablemente sus prestaciones en las últimas semanas. Entiende, lee el juego y las necesidades del equipo desde una posición, la de delantero, que hasta hace no demasiado era nueva para él y que ahora ha hecho suya y domina con máxima solvencia. Una vez superada su larga lesión, Toquero llega con piernas frescas al ‘play off’ y como indiscutible alternativa en el ataque.

El valor de la paciencia

En la zona de la mediapunta, justo por detrás de Borja y Pombo, sobresale el evidente crecimiento de Giorgi Papunashvili, un futbolista que comparece en junio de un modo impactante. Fresco y eléctrico, cuando recibe la pelota en la zona de tres cuartos es sinónimo de una acción positiva. Sin apenas peso real en las alineaciones hasta bien entrada la segunda vuelta, ahora es uno de los futbolistas más inspirados de la plantilla y apunta a pieza clave en las eliminatorias del ‘play off’.

Un ejemplo gemelo al de Papunashvili es el de Diogo Verdasca, que semana a semana supera su mejor actuación como zaragocista tras completar un necesario peaje de adaptación. El joven central portugués está reduciendo al mínimo sus evidentes errores de la primera vuelta y ahora, además de aportar en acciones puntuales de ataque -la arrancada en Reus para el 0-1 de Toquero o el segundo penalti ante el Valladolid-, ha elevado varios escalones su regularidad defensiva. También Mikel González, su compañero en las últimas semanas, está mostrando su versión más seria y cumplidora. Lasure, Delmás, Benito (si le respetan las lesiones)... el núcleo principal de la defensa acude al ‘play off’ en un momento dulce. Además, Simone Grippo ya está disponible tras superar su lesión de rodilla y Perone ha agregado minutos puntuales en el cierre de los últimos partidos.

En el centro del campo, el único titular que arrastra molestias es Guti, con una pubalgia que ya le impidió jugar contra el Valladolid. El resto de los habituales (Ros, Zapater, Eguaras, Febas, Buff...) atraviesan en mayor o menor medida un buen momento de fútbol y confianza. Mención especial para el portero Cristian Álvarez, que ha sostenido un nivel elevado durante todo el curso. En el momento definitivo, con el ‘play off’ en el horizonte, su estado de forma y confianza sigue siendo excepcional.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión