Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Los partidos del Valladolid han tenido 4 o más goles hasta en 14 ocasiones

La presencia del club castellano en el campo es salvoconducto esta temporada para duelos abiertos, de ida y vuelta y muchas ocasiones.

Borja Iglesias, en el partido de la primera vuelta en Valladolid (3-2), pugna con Kiko Olivas. Al fondo, Vinícius, en aquella época titular y ahora defenestrado.
Los partidos del Valladolid han tenido 4 o más goles hasta en 14 ocasiones
HA

El Real Zaragoza viene de ganar 4-1 al Albacete el pasado domingo, en su mayor goleada en más de 3 años, tanteador que no ha sido normal durante largo tiempo... y le asoma tras la esquina otro partido -también en La Romareda- frente al Valladolid, que augura otra tarde con mucho movimiento en el marcador. Porque los vallisoletanos son abanderados del gol con su simple presencia en el campo. Los datos de la liga, además de advertir de que llevan en su plantilla al pichichi abrumador de la temporada, Mata y sus 32 goles en 37 apariciones en estas 40 jornadas, dicen que en 14 de sus partidos los marcadores finales han recogido 4 o más goles. Nadie le sigue de cerca en este ranquin.

En la primera vuelta, cuando aún los entrenaba Luis César Sampedro, este síntoma de cierto descontrol táctico se dio en 10 de los 21 partidos. El Valladolid empató 4-4 en León. Después, ganó 4-1 al Córdoba. A continuación, perdió por idéntico 4-1 en Vallecas. Sin parar la serie, venció 4-0 al Alcorcón. Alboroto tras alboroto hacia un lado y otro.

Luego vinieron dos empates a 2 goles, uno en casa ante el Lugo y otro seguido en Reus. Prosiguió el serial con un 3-1 para que los pucelanos ganasen en Zorrilla al Oviedo, donde enseguida caerían por 2-3 frente al Numancia, justo días antes de doblegar al Real Zaragoza por 3-2. Y, por fin, al regreso de la Navidad, perdieron 4-2 en Pamplona ante el Osasuna. Un pimpampum difícil de interpretar y que fue horadando la credibilidad de Luis César, que acabaría destituido con el devenir de este mal de inestabilidad constante en ambas áreas por parte blanquivioleta.

En la segunda vuelta el asunto ha amainado un tanto, sobre todo tras la llegada al banquillo de Sergio González. Aun así, el Valladolid ganó por otro engordado 3-2 a la Cultural Leonesa, guarismos que clonó dos semanas después ante el Huesca en Zorrilla y, en lo más reciente, frente al Albacete, también en campo pucelano. Por fin, el mayor éxito del año para ellos, vienen de triturar al Lorca en tierras murcianas por 1-5.

Esta es la idiosincrasia del rival del Real Zaragoza este próximo domingo en La Romareda. La de un equipo sin corsé, sin riendas en muchas fases de la mayor parte de sus puestas en escena. En cuyos partidos cabe todo y de todo. Un detalle a tener muy en cuenta ante la final que se disputará en el estadio municipal zaragozano en 72 horas. No es cualquier cosa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión