Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Fuerte contra los fuertes

El Real Zaragoza solo ha cedido cinco puntos en La Romareda en los duelos contra rivales clasificados entre los nueve primeros.

Natxo González conversa con sus ayudantes, Bernardo Tapia y Javier Chocarro, en la sesión de ayer.
Fuerte contra los fuertes
Guillermo Mestre

La penúltima curva de la temporada regular del Real Zaragoza es cerrada y revirada, un Valladolid propulsado por una dinámica de cuatro victorias y un empate en las últimas jornadas que le ha metido de lleno en los puestos de promoción y le señala como uno de los equipos más en forma del momento en Segunda División. El conjunto pucelano es el primer obstáculo que separa al Zaragoza de la clasificación directa y matemática para el ‘play off’ de ascenso a Primera. Con una victoria, el equipo de Natxo González certifica esa plaza. La última jornada, contra el Barcelona B, le quedaría para perfilar el puesto.

Pero primero le llega el compromiso contra el Valladolid, quinto clasificado, escuadra a la que las últimas jornadas han convertido en un aspirante serio y peligroso, con un rendimiento creciente y un boyante estado emocional. Ahora mismo, el Valladolid es de los peores huesos que encontrarse en el camino. Una adversario poderoso y alza. Sin embargo, uno de los capítulos de la temporada del Real Zaragoza desvela que es un equipo con elevadas prestaciones cuando delante se le ha puesto un rival directo o clasificado en la zona noble de la clasificación.

El conjunto de Natxo González, incluso en su grisácea primera vuelta, como en las victorias frente a Rayo Vallecano, Numancia (líder entonces) o Sporting, se ha presentado con solvencia y garantías competitivas frente a enemigos duros y exigentes. En cierto modo, el Real Zaragoza más fiable y de mayor compostura ha brotado, habitualmente, en citas complicadas, contra rivales de altura: ha sido fuerte contra los fuertes, especialmente en su estadio, en La Romareda.

De los nueve primeros clasificados, los candidatos ahora mismo al ascenso a Primera, ya de modo directo o vía promoción, solo falta por desfilar por el campo zaragozano el Valladolid. En total, el Zaragoza se ha enfrentado como local a siete de esos mejores equipos –exceptuándose a sí mismo y a los pucelanos–. En total, 21 puntos posibles, de los que el equipo de Natxo González ha sumado 16. Solo dos de esos 7 conjuntos han sumado en La Romareda: el Cádiz -que ganó- y Osasuna –que empató–. Ante el resto de aspirantes, el Zaragoza cosechó victorias en su hogar. Venció al Huesca (1-0), al Rayo Vallecano (3-2), al Sporting (2-1), al Numancia (3-0) y al Oviedo (2-1). Contra Osasuna empató (1-1) y cayó frente el Cádiz, en un encuentro muy condicionado por las expulsiones de Verdasca y Cristian Álvarez. Ha sido el Cádiz el rival de arriba que más se le ha atragantado al Zaragoza. El único –a la espera de cerrar los duelos con el Valladolid– que le ha ganado los dos partidos.

Además, en sus enfrentamientos ante estos equipos como visitante, el Zaragoza también ha cuajado buenos rendimientos. Ganó en El Sadar a Osasuna (1-2), en Los Pajaritos al Numancia (1-2) o en El Molinón al Sporting (0-1). Y empató en su desplazamiento a Oviedo (2-2), rozando la victoria en una segunda mitad en la que encajonó a los asturianos en su área. Perdió en Valladolid (3-2), Vallecas (2-1), Cádiz (2-0) y Huesca (3-1). En estos dos últimos partidos, quizá, fue en los únicos en los que el Zaragoza no presentó argumentos sólidos para ganar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión