Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Benito, el reconocimiento sensato de la temporada y el mérito del presente

El lateral diestro tarraconense, con una naturalidad exquisita, describió en cuatro pinceladas el singular trayecto del Real Zaragoza 2017-18 que está cerca del éxito final.

Alberto Benito.
Benito, el reconocimiento sensato de la temporada y el mérito del presente
HA

Alberto Benito, en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva, analizó las horas previas al decisivo partido del Real Zaragoza ante el Valladolid de cara a luchar por el ascenso a Primera División. Y el lateral derecho tarraconense, con una naturalidad exquisita, sin recurrir a los tópicos ni a los lugares comunes, describió en cuatro pinceladas el singular camino seguido por el equipo zaragocista esta temporada para estar tan cercano al éxito después de haber rozado el descarrilamiento fatal durante muchas semanas en el primer tramo de la campaña.

Benito pidió el apoyo a la afición en la cita del domingo en La Romareda ante los vallisoletanos, ponderó su enorme importancia en la reacción sobresaliente del equipo en la segunda vuelta y recordó de dónde viene el actual Real Zaragoza para otorgar el mérito debido a su privilegiada situación del presente, en este final de mayo que se vive con la ilusión y la esperanza por todo lo alto.

"Tenemos muchas ganas dentro del equipo porque, después de los altibajos que ha habido durante la temporada, acabar así de bien, con la segunda vuelta que estamos haciendo, creo que tiene mucho mérito", expuso Benito para definir el estado de ánimo de la plantilla y poner en valor su resurrección experimentada desde principios de febrero. "Ahora sabemos que, ganando estos 3 puntos ante el Valladolid, matemáticamente nos clasificamos para el 'play off' y, según se den los demás resultados, hasta podemos asegurarnos ya la 4ª plaza. Lograr esto delante de nuestra gente sería muy bonito", continuó el '2' blanquillo su valoración.

El carrilero zaragocista, además de citar como referencia imprescindible en la película del curso esos altibajos del equipo en la fase inicial, incidió con mayor detalle en los diferentes tramos complicados que el equipo atravesó, tanto dentro del plantel como en el cuadro técnico, y que toman ahora más importancia al ver cómo ha podido reconducirse la trayectoria que, en su momento, amagó con un batacazo serio. Lo hizo cuando subrayó que "la importancia de la afición en la reacción del equipo en la segunda vuelta es mucha".

Ahí, Benito llevó a cabo su vistazo imprescindible al pasado reciente. "Tal y como habíamos empezado la temporada... Hubo una fase donde la solvencia era buena en relación al juego pero no en cuanto a puntos. Después, hubo un momento crítico en el que no salían las cosas ni en resultados ni en juego, por cosas que pasan en el fútbol", señaló sin esconder nada el catalán. Un talante de sinceridad y sentido común que se agradece en tiempos tan constreñidos de cara al exterior como los que imperan en el mundo del fútbol contemporáneo. Nada mejor que asumir lo que cada uno es y ha tenido que vivir y superar para que, al final, el valor de lo logrado sea aún superior moralmente.

Este es el Real Zaragoza que va a llegar a junio de 2018, estación término de esta temporada, con la puerta abierta al ansiado retorno a Primera División después de 5 años fuera de su lugar natural. Un equipo en auge, de crecida, en franca progresión, en construcción de sueños a base de resultados y combinación de factores favorables, que tiene en su mano acabar el proyecto inicial con un éxito rotundo. Pero que, sin que pueda borrarse del disco duro de la vida, ha dibujado una curva de rendimiento y solvencia realmente peculiar en una campaña deportiva llena de dificultades, marros y rectificaciones que lo llevaron a tener que reaccionar a mitad de camino de manera súbita y radical para no repetir calvarios pasados.

Reconforta observar desde fuera como jugadores como Benito, y otros muchos de ese vestuario, tienen todos estos detalles presentes y no tienen problema en manejarlos con sencillez, con la franqueza de la honradez de cualquier análisis serio. Ojalá el corolario a este año tan importante en la vida del Real Zaragoza sea de oro y brillantes. El mérito de todos los protagonistas se multiplicaría exponencialmente por varias cifras cuando se analizase, a posteriori, lo abrupto del camino recorrido desde el pasado mes de agosto en esta liga. Sin que, entonces, nadie se ruborice por aquella máculas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión