Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

El Zaragoza se supera

Los 65 puntos actuales suponen, a falta aún de dos jornadas, su mejor campaña del ciclo actual en Segunda.

Natxo González, con la plantilla a pleno trote a su espalda, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Natxo González, con la plantilla a pleno trote a su espalda, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Oliver Duch

Un modo de poner en contexto el papel del Real Zaragoza en esta temporada es observar sus pasos anteriores, medirlos y compararlos con los actuales. Si, durante la primera vuelta, esas valoraciones y esos contrastes tendían hacia la grisura propia de un equipo escaso de resultados y una dinámica irregular; ahora, esa evaluación cambia. Ya no corresponde hablar de uno de los peores Zaragoza que se recuerdan, sino, de acuerdo a sus datos en la segunda vuelta, de un Zaragoza a la altura de su nombre y sus aspiraciones.

Tomando la fotografía general de la temporada, cabe destacar que el equipo aragonés, a falta de dos jornadas, se encuentra ya por encima de su trayectoria en las campañas precedentes. Es, de hecho, el mejor Zaragoza desde el último descenso gracias a sus 65 puntos. En cinco temporada, las correspondientes a su actual ciclo en la categoría, nunca había alcanzado ese techo. No había pasado de 64 puntos. El Zaragoza de Natxo González, en este sentido, está lejos de versiones que ascendieron a Primera División por la vía rápida, con Paco Flores al volante (71 puntos en las jornada 40) o con Marcelino García Toral al mando (77 puntos en el mismo escalón del curso). Sin embargo, ha superado netamente a sus cuatro precedentes, tanto en números, proyección o dinámica, como, incluso, en cuestiones algo menos tangibles como la calidad de su juego o el optimismo de sus sensaciones.

No lo tenía muy complicado Natxo González para mejorar las últimas cotas del Real Zaragoza y elevarse sobre ellas, en algunos casos, como la pasada temporada, con un rendimiento y resultados pobres y nefastos. El listón, dicho de modo rápido, no estaba muy alto tras cinco temporadas de atasco en Segunda División.

Pero precisamente en eso, en el paso de los años, está la mayor complejidad del reto, pues la capacidad económica del club o los recursos disponibles para plantilla han ido menguando el peso relativo del Real Zaragoza dentro del global de la categoría. Cuando más bajo ha sido su techo salarial dentro de ese mismo contexto competitivo –el número 14 de Segunda–, es cuando el equipo aragonés mejores resultados está exhibiendo.

Sus 65 puntos actuales ya han brincado por encima de los 64 puntos que firmó el Real Zaragoza en la campaña 15-16. Entonces, con Lluís Carreras –relevo del destituido Ranko Popovic–, el Zaragoza asomó en las seis últimas jornadas con opciones reales de ascenso directo. Pero tras el desvarío arbitral de López Amaya en Soria después ponerse el Zaragoza 0-2, la derrota en casa contra el Nástic y el empate en Huesca apagaron esa llama.

Tenía 61 puntos a falta de dos partidos, era cuarto, como ahora. La victoria contra el Oviedo le permitió viajar al Palamós, a jugar contra el descendido Llagostera, con 64 puntos y todo en la mano. Pero pasó lo ya sabido: un desastre que le bajó a la octava plaza y le dejó sin promoción por los ‘gol averages’ particulares.

Esos 64 puntos se han quedado ya pequeños, como los 61 totales con los que el Zaragoza hizo plaza de ‘play off’ con Popovic en la temporada previa (14-15). El equipo aragonés rozó el ascenso en La Palmas tras ser sexto en la clasificación de la liga regular, una plaza que cotizó muy a la baja ese año –el quinto firmó 72, once más–. En la primera campaña tras el descenso, con Paco Herrera y Víctor Muñoz, había sumado 53 puntos. Y el curso que falta, el pasado, con tres técnicos (Milla, Agné y Láinez), el Zaragoza tan solo alcanzó los 50 puntos.

Ahora, el conjunto de Natxo González tiene dos jornadas más para redondear su techo, asaltar los 71 puntos y cumplir su objetivo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión