Despliega el menú
Real Zaragoza

Un derbi en las alturas

El Zaragoza recibirá el sábado (18.00) al Huesca tras recuperar una plaza en puestos de promoción. Los oscenses visitarán La Romareda en la tercera posición de la clasificación

La plantilla del Real Zaragoza en su entrenamiento tras volver de León
La plantilla del Real Zaragoza en su entrenamiento tras volver de León
José Miguel Marco

Por primera vez, el derbi aragonés enfrenta a dos aspirantes al ascenso a Primera División. Tanto Huesca como Zaragoza pisan terreno de promoción a solo cuatro días de su enfrentamiento en La Romareda, el sábado a las 18.00. Los resultados de la jornada dejan a ambos equipos entre los seis primeros clasificados. El Huesca es tercero.

El Zaragoza es sexto, recuperando así la plaza de ‘play off’ que perdió la pasada jornada tras su derrota inesperada contra el Sevilla Atlético, colista hasta entonces. Sin embargo, su victoria contra la Cultural Deportiva Leonesa el pasado sábado, unida a los marcadores del domingo, le devuelven a tan preciado lugar justo en la semana que le visita el vecino oscense. El Huesca no ha jugado esta jornada tras aplazarse su partido frente al Albacete debido al accidente de Pelayo Novo, una suspensión que ha provocado provisionalmente que los azulgranas hayan perdido su plaza de ascenso directo.

Desde la jornada 13, lleva el Huesca entre los dos primeros clasificados, después de media temporada imponente, como dominador principal de la liga. Ahora, tras un mes y medio irregular, muy limitado debido a las lesiones, al Huesca le han salido dos claros adversarios por el ascenso directo: el Rayo Vallecano y el Sporting de Gijón, vencedor 1-3 en Almería y nuevo líder de la clasificación, con 58 puntos, los mismos que los madrileños y que el propio Huesca. Un triple empate favorecido por la igualada de ayer entre Rayo y Cádiz (1-1), el resultado ideal para los oscenses, pero también para el Real Zaragoza.

Al equipo de Natxo le salieron redondos varios marcadores ajenos. El más importante el del Granada en terreno del Lorca. También la derrota de Osasuna en casa frente al Tenerife, que se resiste a perderle el paso a la pelea por las alturas. O el tropiezo de local del Oviedo contra el Alcorcón. Este resultado o el del Granada en Lorca evidencian que el resbalón del Zaragoza hace una semana contra el colista no es un hecho aislado en una categoría donde los pronósticos apenas entienden de clasificaciones.

El Zaragoza recibirá al Huesca con 52 puntos en la tabla, sexto. El quinto ahora es el Granada, con los mismos puntos. A cuatro le queda el Cádiz y a seis los tres primeros.

A falta de nueve jornadas para la conclusión de la temporada, el Zaragoza aún está a tiempo de todo, máxime teniendo en cuenta que debe jugar contra los cuatro primeros clasificados, recibiendo a Huesca y Sporting y visitando a Rayo Vallecano y Cádiz. Esos cuatro enfrentamientos determinarán su destino en la tabla alta. Duelos decisivos, de gran relevancia y exigencia.

No obstante, en el vestuario zaragocista no se quiere abandonar el discurso del corto plazo y el partido a partido. El objetivo primordial es consolidarse cuanto antes en tierra de promoción, intentando abrir brecha con los perseguidores. Hay un nutrido pelotón de aspirantes: media liga es candidata al ascenso ya sea por la vía directa o por el ‘play off’. Con 51 puntos, justo por debajo de la frontera que ahora marca el Zaragoza, están el Valladolid y el Numancia, dos de los equipos con victorias esta semana. Más abajo, pero no lejos, quedan Osasuna y Oviedo en los 50 puntos. Pero hay más. Tenerife y Lugo también mantienen intactas sus opciones. Incluso el Albacete (13º), de ganar el partido pendiente contra el Huesca, puede considerarse aspirante.

Así las cosas, a 9 jornadas del final de la liga, con 27 puntos aún en juego, el derbi aragonés desembarca en La Romareda con Zaragoza y Huesca peleando por lo mismo. Nunca a estas alturas de temporada ambos conjuntos compartían el objetivo y enfocaban sus miras hacia el ascenso a Primera División. Los oscenses afrontarán el duelo con el reto de recuperar terreno entre los dos primeros, los zaragozanos con el desafío de acercarse a tres puntos del Huesca (pendiente, eso sí, su partido contra el Albacete). Sea como sea, el derbi será un derbi de altura.

Etiquetas
Comentarios