Despliega el menú
Real Zaragoza

... A la victoria zaragocista por la mínima del año pasado, con un gol en el minuto 87

El Real Zaragoza venció 1-0 al Huesca en la última visita oscense a La Romareda, con un gol de Casado al borde del final de un reñido derbi.

Casado, en el momento de anotar el 1-0 ganador del Real Zaragoza en la portería del Huesca, en el minuto 87 del partido del año pasado.
... A la victoria zaragocista por la mínima del año pasado, con un gol en el minuto 87
Aránzazu Navarro

El antecedente más reciente de un Real Zaragoza-SD Huesca en liga es, obviamente, el del curso pasado. La sensación de que ha pasado más de un año... es realmente cierta porque, ese partido de la temporada 2016-17, tuvo lugar en la 3ª jornada, aún en verano, de manga corta, con días largos de luz y muchas ausencias en las gradas por las vacaciones estivales aún vigentes. Era el 4 de septiembre de 2016 y el cuadro zaragocista ganó 1-0, rompiendo la dinámica de empates de las dos veces anteriores en la fase moderna de ambos clubes (2-2 en 2008 y 3-3 en 2015). Eso sí, la cosa estuvo a punto de concluir de nuevo en igualada, esta vez a cero, pues el gol ganador del Real Zaragoza lo logró el lateral Casado en el minuto 87, cuando todo parecía estar servido para el tercer reparto de un punto por escuadra consecutivo en la historia reciente.

Fue, como los anteriores, un partido reñido, con aire de derbi de principio a fin, lleno de tensión, con una tarjeta roja (como es hábito en La Romareda entre zaragocistas y oscenses), que esta vez correspondió a las filas visitantes, en la figura del francés Bambock. Por ello, el Huesca jugó en inferioridad numérica durante más de medio choque, ya que la expulsión ocurrió en el minuto 43, por doble amarilla decretada por el árbitro asturiano González Fuertes.

Era el 'breve' Zaragoza de Luis Milla, que solo duraría 11 jornadas en el cargo. Un equipo que, pese a sus dudas, firmó un arranque liguero sobresaliente, siendo líder, colíder y segundo clasificado hasta el 6º partido, momento en el que se atrancó de tal manera que surgió la primera crisis de un año que terminaría siendo pésimo y casi letal para la entidad blanquilla. Y, en frente, quien se hallaba era el Huesca inconexo del principo de campaña que luego, con los meses, Anquela llevó a la promoción de ascenso, a las puertas de la Primera División. Cuando se jugó en La Romareda este derbi aragonés, el antecedente más cercano al de hoy en día, nada parecía anunciar lo que acabaría sucediendo muchos meses más tarde.

El equipo zaragozano jugó ese día con Irureta; Isaac (Fran, 67), Marcelo Silva, Cabrera (Popa, 82), Casado; Zapater, Morán; Lanzarote, Cani, Xumetra (Juan Muñoz, 59); y Ángel. Mientras que el cuadro oscense opuso a Sergio Herrera; Nagore (Vadillo, 89), Jair, Carlos David, Soriano; Bambock, Aguilera; Ferreiro, Camacho (Kilian, 89), Samu Sáiz; y Urko Vera (Cmiljanic, 79).

El somero repaso de estas alineaciones referenciales del último Real Zaragoza-Huesca advierte de lo que ha sido la vida reciente en uno y otro lugar. En tierras zaragozanas, de ese equipo del derbi último, solo el capitán Zapater sigue en la plantilla actual. En contraposición, de los protagonistas de aquel día, el club oscense mantiene en nómina a los Jair, Carlos David, Aguilera, Ferreiro, Camacho, Vadillo, Nagore y Kilian. Es decir, 1 de 14 en el Zaragoza, por 8 de 14 en el Huesca. Y en estas... llega un nuevo episodio con los dos equipos aragoneses de Segunda en La Romareda. Con los dos sumidos en la bonita pelea del ascenso. Un escenario novedoso y sugerente.

Etiquetas
Comentarios