Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Real Zaragoza

El sueño del Real Zaragoza, en 12 partidos repartidos estratégicamente

El equipo aragonés acomete el último cuarto de la liga, los últimos 36 puntos, en busca del ascenso: 6 partidos ante rivales de la zona alta y los otros 6 con equipos de la segunda mitad de la tabla.

13/03/2018 a las 05:00
Celebración del tercer gol del Real Zaragoza este último domingo en La Romareda ante el Lorca FC, al que derrotó por 3-1.José Miguel Marco

Llega el Real Zaragoza al último cuarto de la liga en la antesala de los puestos de promoción de ascenso a Primera División. Con todo por hacer en ese sentido, pues en las 30 primeras jornadas del torneo nunca pisó la zona noble, pero con la inercia de estar obrando la racha más sobresaliente de la segunda vuelta entre los 22 clubes de Segunda, una dinámica ganadora y positiva que ha hecho cambiar de raíz todas las previsiones, tanto las propias, como las ajenas en la pugna por los 6 puestos de privilegio que ansía alcanzar.

Los de Natxo González parten, de cara a las últimas 12 jornadas, desde la 7ª plaza. Con 46 puntos, a solo uno del 6º puesto, el primero que llevará premio en junio: jugar los 'play off' de ascenso a la máxima categoría. Y a 8 puntos del 2º escalón de la tabla, que ocupa hoy el Rayo Vallecano con 54, y que es el primero de los dos trampolines directos a Primera al final de la liga. 

En estas 12 jornadas decisivas, que son los postreros 36 puntos que van a ponerse en juego entre todos los implicados, el Real Zaragoza tiene ante sí un variado calendario. Seis partidos los jugará en casa, en La Romareda. Y los otros seis, como visitante. Seis de ellos serán contra rivales que llevan todo el año, y ahí están ahora mismo, en la lucha de la parte alta de la clasificación. Los otros seis tendrán, a priori, el perfil contrario: los dirimirá ante adversarios que huyen del peligro y han tenido desde hace meses su hábitat natural en la parte baja del escalafón de Segunda. 

En este sentido, las características del calendario que le resta al Real Zaragoza no hacen pensar que sea ni con tendencias favorables ni con demasiadas trampas que lo presenten como algo demasiado complicado de superar. Es variado, tiene de todo y, estratégicamente, diversifica los partidos de tal manera que no asoma ningún tramo concreto especialmente sencillo o difícil de antemano. 

En la disección de lo que resta, la primera subdivisión que ayuda a conocer las hechuras del libro de ruta zaragocista es la que separa los partidos de La Romareda de los que se jugarán fuera de casa. 

En Zaragoza, los de Natxo van a recibir al Sevilla Atlético, Huesca, Almería, Sporting de Gijón, Albacete y Valladolid.

Los desplazamientos los deberán hacer a los estadios del Osasuna, Leonesa, Reus, Rayo Vallecano, Cádiz y Barcelona B. 

Una vez hecho este reparto, que orienta en primera instancia el grado de dificultad de la encomienda del Real Zaragoza para lograr meterse en la pugna por el ascenso, la segunda subdivisión de estos 12 rivales amplía los detalles en función de su rol en la clasificación, tanto en estos momentos, como en lo que ya ha discurrido de curso.

Entre la docena, la mitad son contrincantes de la parte alta, por lo tanto, rivales directos en pos del mismo fin: Huesca (1º hoy en día), Rayo Vallecano (2º), Cádiz (3º), Sporting de Gijón (4º), Osasuna (6º) y Valladolid (10º).

Los seis restantes llevan todo el año en la zona media-baja y con ese prisma se les ve a estas alturas de análisis de situación, pues están más abajo del corte de puntuación que rompe la tabla en dos: Sevilla Atlético (22º, colista), Cultural Leonesa (19º, en puesto de descenso), Barcelona B (16º), Almería (15º), Reus (14º) y Albacete (13º).

Y todavía se puede hacer una tercera subdivisión de estas 12 etapas que le restan por cumplir al Real Zaragoza de aquí al final de la liga, la que sustenta la sensación de que la tarea de los blanquillos está repartida en su dificultad con un llamativo equilibrio.

En casa, el cuadro zaragozano va a recibir a tres de los de arriba (Huesca, Sporting de Gijón y Valladolid) y a tres de los apurados (Sevilla Atlético, Almería y Albacete).

Y en sus viajes como visitante, será recibido, asimismo, por tres de los rivales potentes de la categoría (Osasuna, Rayo Vallecano y Cádiz) y por otro trío que viaja desde el verano en el tren de la incertidumbre de la parte baja (Leonesa, Reus y Barcelona B). 

Es probable que, con el discurrir de las semanas, especialmente de cara a las últimas cuatro o cinco jornadas, algunos de los perfiles se hayan atenuado respecto de lo que ahora se prevé como dificultad en determinados enfrentamientos. En los casos más próximos a la zona media (Valladolid, de los de arriba; o Albacete y Reus, en los de abajo), quizá la clasificación habrá aclarado las cosas cuando el Real Zaragoza juegue contra ellos y el obstáculo que se encuentren enfrente los de Natxo sea menor del previsto a estas horas. 

Y, una vez presentado sobre la mesa este plan a seguir, llega el momento de los pronósticos, de las cábalas, de las quinielas. ¿Dónde está la clave para el Real Zaragoza? Caben diversas teorías, como siempre en el ámbito del fútbol, para establecer el rango de cada uno de los 12 partidos pendientes. 

Pero, sin duda, los seis partidos ante los rivales de cabeza presentan varios valores añadidos en su disputa que los hacen preferenciales a la hora de puntuar. Si el Real Zaragoza logra estar certero en buena parte de los 18 puntos que va a poner en juego ante sus rivales directos (Osasuna, Huesca, Rayo Vallecano, Sporting de Gijón, Cádiz y Valladolid), habrá dado pasos adelante muy seguros para acabar en éxito su sueño. En caso de sufrir algún tropiezo, en las hipótesis de trabajo que puedan hacerse a priori, le sería menos nocivo padecerlo ante los contrincantes del otro bloque (Sevilla Atlético, Leonesa, Reus, Almería, Albacete y Barça B), pues la onda expansiva solo repercutiría en el propio Zaragoza. Porque, en el caso de que puedan llegar derrotas o pinchazos ante los seis de arriba, además de frenar a los zaragocistas, esos marcadores llevarán acarreados pluses para los ganadores. Una doble penalización. 

En cualquier caso, a punto de iniciarse este esprint final de la liga, el Real Zaragoza ya entiende, bajo el modelo empírico de su propia trayectoria sobresaliente en la segunda vuelta, que si quiere consumar su acceso definitivo a la zona noble que permite aspirar al ascenso necesita alargar su racha y no bajar demasiado el nivel de solvencia mostrado desde enero hasta hoy. Si en los 9 primeros partidos de la segunda vuelta, logrando 22 de los 27 puntos dirimidos en su rápida huida de la cola de la tabla, solo ha podido pasar de la 11ª posición en esta última jornada, es evidente que el Zaragoza llega muy exigido a esta fase definitiva de la liga.

Ese balance de puntos excelente, con cinco victorias encadenadas, con seis partidos ganados en las siete jornadas más recientes que lo hacen ser desde hace días el líder parcial de la citada segunda vuelta, todavía no le ha dado de sí para pisar la zona de promoción. El déficit del que partía era tremendo, tras cuajar la peor primera vuelta de la historia del club en Segunda en 85 años de vida. Así que, con este plan de viaje para los dos últimos meses y medio de competición (eso es lo que resta), los deberes están bastante bien definidos. Empiezan el próximo sábado en Pamplona. 

 

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo