Real Zaragoza

Buff, lesión menor

El mediapunta suizo sufre una bursitis en la rodilla dañada en Soria, la derecha, en una jugada donde le hicieron un penalti que el árbitro no señaló.

Oliver Buff, doliéndose en el césped de Los Pajaritos, en la última acción del primer tiempo del partido Numancia-Real Zaragoza del pasado sábado, cuando cayó lesionado.
Buff, lesión menor
Tino Gil/Real Zaragoza

Oliver Buff no tiene una lesión seria en la rodilla nuevamente dañada este pasado sábado en Soria, en un penalti que sufrió el suizo al término del primer tiempo que el árbitro, Cordero Vega, no señaló. La prueba radiológica a la que fue sometido el jugador este martes  -una resonancia magnética nuclear- desveló que el problema es una bursitis en el compartimento interno de la articulación diestra.

La bursitis es una inflamación de una estructura llamada bolsa serosa (bursa), la que contiene el líquido sinovial con el que se lubrican las articulaciones, sustancia que facilita el movimiento de los tendones y ligamentos. Dicha inflamación hace aumentar la producción de líquido sinovial. Los síntomas son dolor, inflamación y limitación de movimientos. Esto es lo que le ocurrió el sábado pasado a Buff en Soria, hecho que se le manifestó tras el traumatismo recibido en la acción de juego donde fue derribado en el área por el numantino Carlos Gutiérrez.

El tratamiento de recuperación es principalmente fisioterápico, con crioterapia (frío) y reposo. Y el periodo de baja del jugador dependerá de su evolución, de su morfología. En el mejor de los casos, podría estar apto incluso para el domingo ante el Lorca, aunque es improbable. A partir de ahí, su ausencia puede ser de una o dos semanas, si no hay complicaciones posteriores.

Etiquetas
Comentarios