Despliega el menú
Real Zaragoza

¿Por qué Piqué no fue castigado y sí pueden sancionar a Borja Iglesias?

El delantero zaragocista es el primer jugador denunciado por celebrar un gol pidiendo silencio a la afición visitante tras la polémica celebración del barcelonista en Cornellá.

Gerad Piqué y Borja Iglesias.
Gerad Piqué y Borja Iglesias.
20 Minutos/José Carlos León

Gerard Piqué, uno de los futbolistas más mediáticos de los últimos años en el fútbol español, desencadenó con un gesto hacia la afición del Espanyol, a la que mandó callar después de repetidos insultos hacia él y su propia familia, una nueva ley, ya popularmente conocida como la 'ley Piqué'. Una norma que, si es aplicada por el Comité de Competición, podría suponer que Borja Iglesias, el máximo goleador y referencia ofensiva del Real Zaragoza, se perdiera de cuatro a doce partidos. 

Tras la polémica celebración de Piqué, repetida hasta la saciedad en las televisiones, argumento principal de decenas de tertulias radiofónicas y de artículos de opinión en periódicos de todo tipo, LaLiga publicó un escrito de denuncia en el que sugería a los jueces de Competición el camino a seguir en este tipo de celebraciones. "Las posibles sanciones para esas provocaciones varían en función de si concurre esa conducta configuradora del tipo infractor: que la provocación obtenga el propósito perseguido de provocar la animosidad del público. Si se produce, se sancionará al infractor con suspensión de cuatro a doce partidos; si no se obtiene la animosidad del público, la suspensión será de uno a tres partidos o por tiempo de hasta un mes. Esto siempre que el Comité considere que la celebración denunciada supone una provocación al público", explicaba en su escrito LaLiga.

Piqué mandó callar a Cornellá y no fue sancionado. Sin embargo, sentó un precedente que cambia las normas del juego. Modificó los parámetros de los castigos. Si Piqué no hubiera marcado (o celebrado así su gol) en Cornellá, el gesto de Borja Iglesias no hubiera sido cuestionado. Si el delantero gallego hubiera pedido respeto en Tarragona hace, por ejemplo, un mes, tampoco. Llegados a este contexto, ¿es justo que Borja Iglesias sea castigado por pedir respeto hacia su figura, hacia el club y sus aficionados? ¿Por qué Piqué no y Borja sí? ¿Busca LaLiga sentar un precedente total con el delantero zaragocista? Un jugador que, en cualquier caso, tal y como explicaba este martes el Real Zaragoza en un comunicado oficial, realizó un gesto que "nunca puede ser considerado un atentado contra la dignidad y el decoro deportivos; ni un acto contrario al buen orden deportivo".

Además, posteriormente, el gallego pidió perdón públicamente ante los medios de comunicación. Un mensaje que quedó grabado y registrado. "Si alguien se sintió ofendido por mi gesto, le pido perdón sinceramente. El gesto, que surgió espontáneamente en ese momento de alegría por el gol, era para los que me insultaron fuertemente durante el partido, no para todo el mundo. Insisto en pedir disculpas al resto de la gente", dijo entonces en Tarragona.

La pelota se encuentra ahora en el tejado del Comité de Competición que, de sancionar a Borja Iglesias, sentaría un precedente único: sería el primer jugador de la historia de la liga española castigado por pedir silencio a una afición rival (o propia). Raúl, Cristiano Ronaldo, Griezmann, Henry, Diego Costa, Tamudo... ni por supuesto Gerard Piqué fueron sancionados por un gesto idéntico. ¿Será Borja Iglesias el primero?

Etiquetas
Comentarios