Despliega el menú
Real Zaragoza

Por primera vez, el Real Zaragoza vive más cerca del ático que del sótano

Tras el triunfo de Tarragona, pese a que su puesto sigue siendo el 11º en la tabla, el equipo de Natxo está más cerca de la 6ª plaza, de promoción de ascenso, que de la 19ª, de descenso.

Franja central de la clasificación de Segunda División, con la referencia por arriba de la 6ª plaza (promoción de ascenso) y, por abajo, de la 19ª, de descenso a Segunda B.
Por primera vez, el Real Zaragoza vive más cerca del ático que del sótano
HA

El Real Zaragoza, por primera vez en mucho tiempo, puede presumir durante esta semana de vivir más cerca del ático que del sótano de la Segunda División. Es la consecuencia de su buena dinámica, que se circunscribe ya a un tramo considerable de la segunda vuelta, sus seis primeros partidos, en los que ha sumado 13 de los 18 puntos disputados.

Pese a que su posicionamiento en la tabla es el mismo de la semana pasada, el 11º, dado que sigue existiendo el corte entre los 10 primeros clasificados y los 12 restantes, el efecto de la mejoría se manifiesta en las distancias principales con las dos coordenadas que han sido referencia en los tiempos de dudas para saber de qué se hablaba domingo tras domingo: la de arriba, la 6ª plaza, primera que da derecho a jugar la promoción de ascenso a Primera División, y la de abajo, la 19ª, la primera que lleva al descenso a Segunda B.

Hasta ahora, desde que la liga nació en agosto, el Real Zaragoza siempre anduvo más próximo a esta última que a la otra. Incluso peligrosamente próximo (a 2 puntos hace apenas tres semanas). Pero, en este fin de semana de mitad de febrero, la tendencia ha cambiado y la proyección de los zaragocistas ha balanceado hacia el otro lado del eje llamativamente.

El equipo aragonés, tras ganar 0-2 en Tarragona este sábado, concluyó la 27ª jornada con 37 puntos. Eso, mirando al frente,  lo ubica a 7 del equipo que ocupa la 6ª plaza, el Numancia, que tras vencer 1-0 al Cádiz, tiene 44. Y, si los ojos se centran en el retrovisor (donde todo el año hasta hoy, por los riesgos que se cernían cada semana ante el dubitativo Real Zaragoza de agosto a enero), se observa que la Cultural Leonesa, que es el equipo que anda sumido en el primer asiento que baja a Segunda B (el 19º escalón de la tabla), se ha quedado clavado en los 29 puntos tras perder 2-3 en su campo ante el Rayo Vallecano. Es decir, los de León ven al Zaragoza a 8 puntos de distancia.

Siete por ocho. Siete para el objetivo que significaría un éxito en junio. A ocho del desastre del que siempre se ha eludido hablar con profusión por todo lo que traería consigo de consumarse. Este es el punto de la competición en el que los números sustentan por primera vez una dinámica positiva trasladada al termómetro fiel de la clasificación. No se sube más allá del 11º puesto porque, a corto plazo, aún no se está a tiro de lograrlo (el Sporting de Gijón es 10º y antecesor, con 40 puntos, pero tiene mucho mejor golaverage general por ahora). La fractura en la tabla clasificatoria se hizo grande en la primera vuelta a partir de mitad hacia arriba y, para enjugar ese terreno perdido, el Real Zaragoza deberá seguir remando sin cesar y sumando puntos en tacadas sostenidas y largas.

Pero, de momento, el primer paso ya está dado. Ya no queda más cerca el fondo que el tejado. Ahora, tras la solvente victoria ante el Nástic, el zaragocismo ya sabe que su punto de navegación está más próximo a una deseada satisfacción veraniega en forma de promoción de ascenso que del sufrimiento por pelear la permanencia en la categoría.

Entre el Real Zaragoza y el Numancia (al que se visitará en Soria en solo 15 días), es decir, en el pelotón que también busca meterse entre los 6 primeros, hay cuatro equipos que, fuera de los elegidos, llevan una sensible ventaja sobre los blanquillos en esa carrera de persecución: el citado Sporting de Gijón (40 puntos), el Lugo (41), el Valladolid (42) y el Osasuna (43).

Por detrás, lo que ha sido hasta ahora la principal preocupación, las distancias se amplían a favor de los intereses zaragocistas. Entre los de Natxo y la Leonesa (ahora mismo, equipo que se va al pozo junto a los casi desahuciados Córdoba, Lorca y Sevilla B), son siete los rivales que vienen a rebufo: Tenerife, Reus, Alcorcón (los tres con 34 puntos), Barcelona B, Almería, Albacete (trío que tiene 33 puntos cada uno) y Nástic de Tarragona (32).

Viniendo de donde se viene, una clasificación y unas conclusiones para analizar y asumir con gusto y satisfacción por ver que, el equipo con inercia más al alza de la categoría, es el actual Real Zaragoza. 

Etiquetas
Comentarios