Despliega el menú
Real Zaragoza

Reencuentro con la necesidad

El Real Zaragoza recibe al Córdoba con la obligación de una victoria que ahuyente la zona peligrosa de la tabla. Natxo González recupera al goleador Borja Iglesias y busca relevo para Guti.

Borja Iglesias vuelve a la delantera del Real Zaragoza.
Borja Iglesias vuelve a la delantera del Real Zaragoza.
Toni Galán

La necesidad hace días que se le ha convertido al Real Zaragoza en una incómoda y resignada rutina. No hay semana en el equipo aragonés en la que sus partidos se encasillen en el tópico de las finales, las jornadas decisivas y los puntos de inflexión. En el Zaragoza, en realidad, todo es mucho más sencillo y simple que eso: debe ganar siempre, como si hiciera falta recordárselo, sin mirar mucho más allá del próximo partido… Su problema es que lo hace poco. Suele decirse que las crisis del fútbol son mucho más crisis de expectativas que crisis de juego. Y por ahí es por donde el Zaragoza se ha ido alimentando de dudas, azotado por sus urgencias históricas y la imperiosa necesidad de regresar a Primera División al partido siguiente, saltándose pasos y procesos.

Este pulso acelerado es lo que convierte cada derrota del Zaragoza en una tragedia mayúscula y cada victoria –cuando las hay– en un soplo de esperanza. De nuevo, en la presente jornada, ha sido así. Su cita frente al Córdoba vuelve a reunirse de carga trascendental tras la derrota de Granada y la ocasión derramada para arrimarse a los puestos altos y escapar de cualquier fantasma de la zona baja.

Ahora mismo, fruto del pesimismo labrado por los últimos tiempos y esa certeza de que en Zaragoza cuando las cosas van mal siempre tienden a ir peor, el discurso de la amenaza del descenso preside el día a día del equipo mucho más que cualquier otro objetivo deportivo. Es a lo que ha empujado la dinámica de juego, pero sobre todo de resultados del conjunto aragonés. Por eso, de nuevo, este viernes en La Romareda está forzado a una victoria que evite apuros graves, tensiones clasificatorias y pronósticos infelices.

Para ello, el Zaragoza debe volver a ganar, y para ello necesita contra el Córdoba recuperar consistencia y fiabilidad en su sistema defensivo y traducir su manejo del juego en ocasiones y situaciones de peligro en el área rival. El regreso de Borja Iglesias tras cumplir su partido de sanción supone un respiro en este sentido. Natxo González no podrá contar con Guti y eso abre el abanico de posibilidades para completar el rombo junto a Eguaras, Ros y Febas. La opción más viable es que repita Zapater, aunque no debe descartarse que Febas retrase su posición desde la mediapunta y ahí puedan aparecer otros nombres como Pombo (Papunashvili acompañaría arriba a Borja) o Buff si completa su recuperación de las molestias de rodilla que arrastra desde la pasada semana...

Al Zaragoza se le exige también este viernes la victoria por la delicada situación del rival. El Córdoba fondea en posiciones de descenso con ocho puntos menos que los aragoneses, una brecha que este viernes el equipo de Natxo González tiene la oportunidad de abrir de forma sustancial. Los andaluces son el peor visitante de la liga junto al Lorca. Lejos de su estadio solo han sumado cuatro puntos, mediante una victoria en Albacete el 25 de agosto y un empate contra el Sevilla Atlético el 19 de noviembre. Además, es la peor defensa de la liga. Ha encajado 41 goles de momento. Va por su tercer entrenador. Tras Carrión y Merino, le toca el turno a Jorge Romero, que comenzó la temporada en el filial. El técnico recupera a Javier Galán tras cumplir un partido de sanción, al delantero Jona, al lateral zurdo Víctor Mena y al pivote Edu Ramos. Pierde a Caballero tras rescindir su contrato y sigue lesionado Sergio Aguza. Su punta, Sergi Guardiola, lleva 13 goles y representa la amenaza principal de un Zaragoza que no escapa del bucle de las urgencias.

Etiquetas
Comentarios