Despliega el menú
Real Zaragoza

Alfaro contra Alfaro

Unidos desde niños por el fútbol, Jesús, el nuevo fichaje del Zaragoza, se enfrentará este viernes a su hermano Alejandro, pieza clave en el Córdoba.

Jesús y Alejandro Alfaro se fotografían juntos en el Miniestadi en el partido de la primera vuelta entre el Barcelona B y el Córdoba.
Jesús y Alejandro Alfaro se fotografían juntos en el Miniestadi en el partido de la primera vuelta entre el Barcelona B y el Córdoba.
Córdoba cf

Los Alfaro Ligero son una familia de fútbol. Juan José, el padre, fue jugador y más tarde presidente del equipo de su pueblo: La Palma del Condado, en Huelva. Localidad natal, por cierto, de Miguel Pardeza. En las cenas de los Alfaro, el balón siempre monopolizaba las conversaciones y sus tres hijos, de forma natural, siguieron los pasos de su padre. Juan José, el mayor, entró en la cantera del Sevilla y posteriormente lo captó el Barcelona para su filial. Tras desarrollar una larga carrera en diferentes clubes de Segunda División B, ahora, ya retirado, dirige al Juvenil del Recreativo de Huelva. Quiere ser entrenador y está dando sus primeros pasos.

El hijo mediano, Alejandro, y el pequeño, Jesús, se enfrentarán este viernes en La Romareda.Uno con la camiseta del Real Zaragoza y otro con la del Córdoba. Será la segunda vez que se verán las caras en un partido oficial. "En la primera vuelta, con el Barcelona B, jugué contra el Córdoba y ganamos 4-0. Ojalá se vuelva a repetir ese resultado y que se queden los tres puntos en La Romareda. Tengo mucha ilusión por poder debutar y, además, enfrentándome a mi hermano", subrayaba Jesús durante su presentación como zaragocista este pasado lunes.

Pablo Blanco, coordinador de la cantera del Sevilla desde hace tres décadas, es una de las personas que mejor conoce a los Alfaro. Su fútbol y su historia. "Son chicos que han vivido siempre el deporte muy intensamente por sus raíces. Son una familia futbolera. Buena gente y muy trabajadora", explica. Como hiciera su hermano mayor, Alejandro y Jesús se enrolaron en la cantera del Sevilla en su etapa Juvenil. "Su padre, ya fallecido, era tremendamente sevillista y logró, ante las diferentes propuestas de fuera, que se quedaran en la cantera del club", recuerda Blanco con orgullo.

Alejandro, hoy uno de los capitanes del Córdoba, despuntó con Manolo Jiménez en el filial sevillista y, de la mano de Juande Ramos, debutó en 2006 con el primer equipo. Al año siguiente, levantó la Copa del Rey y la Europa League junto a los Palop, Alves, Kanouté, Luis Fabiano y compañía. Sin sitio en una de las plantillas más potentes de la historia del Sevilla, fue cedido al Tenerife, en Segunda, donde explotó con 20 goles y un ascenso.

Se asentó con los tinerfeños en Primera y, pese al descenso, logró convencer al Sevilla para que le repescara. Mallorca, Valladolid y ahora Córdoba han sido las siguientes estaciones de la trayectoria del mediano de los Alfaro. "Técnicamente, Alejandro es el mejor de los tres. Es un futbolista interior, para jugar detrás del delantero. Además, tiene un grandísimo disparo. Sus condiciones son excepcionales", analiza Pablo Blanco, que jugó 415 encuentros oficiales con la camiseta del Sevilla y después se ha dedicado a formar y cuidar a las nuevas generaciones de sevillistas.

Jesús, que firmó la semana pasada con el Real Zaragoza, también jugó varias temporadas en el Sevilla Atlético. Sin embargo, nunca llegó a tener oportunidades en el primer equipo. Tuvo que bregar mucho el pequeño de los Alfaro para conseguir una oportunidad como la que se le ha abierto ahora al firmar por el Real Zaragoza. Arroyo, Algeciras, Alcoyano y Barcelona B, con el que logró el año pasado el ascenso a Segunda, terminaron de moldear su carrera como extremo. Jesús es un futbolista diferente a sus hermanos mayores. "Es distinto a Alejandro, que juega más por dentro. Jesús es más vertical, más asistente y más trabajador. Alejandro, en cambio, tiene más gol", reseña Blanco, que no duda en ubicar a Jesús en el prototipo de jugador formado en la cantera sevillista.

"Moisés Rodríguez, Paquito Gallardo... ahora Jesús Navas. El Sevilla siempre ha formado este tipo de extremos. Jugadores rápidos, habilidosos y también sacrificados con el colectivo en defensa. Jesús es ese tipo de futbolista. Como su hermano, es una persona de club, con unos grandes valores colectivos", explica el formador hispalense, que está seguro de que el pequeño de los Alfaro tiene las condiciones necesarias para hacer "una buena temporada" en el Real Zaragoza. Su estreno, este viernes contra su hermano. 'Lentejita', como llama Jesús a Alejandro, contra 'Orejas', como llama Alejandro cariñosamente a Jesús. Alfaro contra Alfaro.

Etiquetas
Comentarios