Despliega el menú
Real Zaragoza

"Tenemos que ser totalmente impermeables (a la crítica). Es un año duro"

Lalo Arantegui repasó públicamente este martes los epígrafes fundamentales de su proyecto deportivo. La situación del equipo no altera sus tesis vigentes desde el verano.

Lalo Arantegui, este 22 de enero en su comparecencia pública ante la prensa.
"Tenemos que ser totalmente impermeables (a la crítica). Es un año duro"
Oliver Duch

Lalo Arantegui, a 22 de enero de 2018, empezando a dejar atrás el ecuador de la temporada, repasó en rueda de prensa los puntos más sustanciales de su proyecto para el Real Zaragoza, aquellos que ya hizo públicos en verano cuando encabezó desde su puesto de director deportivo la reconstrucción del vestuario y el entramado futbolístico del cuadro zaragocista una vez concluyó la pasada temporada tras un año de enorme sufrimiento en la liga. El ejecutivo aragonés dejó en evidencia la rotundidad de sus criterios, sobre los que piensa seguir trabajando, sin la intención de generar giros bruscos, en busca de encontrar el buen camino que, en el primer tramo de la competición, no ha logrado embocar el equipo, como se aprecia en la clasificación actual (16º).

"Yo sé, porque lo viví desde que nací, que esta es una ciudad exigente con el fútbol. Cada año que pasa, todavía más. Pesan mucho los años de atrás, en Segunda División", adelantó Lalo a modo de preámbulo y antes de reincidir en sus tesis a desarrollar en el presente y el futuro inmediato de la vida del Real Zaragoza. "Este año es un inicio de proyecto. Han continuado solo 5 jugadores del año anterior. Es una plantilla muy joven, hecha conscientemente con esa juventud. Con años de duración de contratos para varias temporadas. Con un pilar fundamental en un proyecto de cantera. No están para sumar, sino para competir desde el primer día. Y la idea es mantener un estilo y que cada verano no haya 13 rescisiones de contrato", volvió a remarcar una vez más.

La ubicación en la tabla clasificatoria es el termómetro indeleble que viene evaluando cada semana el caminar del Real Zaragoza. Y Lalo Arantegui, como el resto de protagonistas del día a día del equipo, son conscientes de que no es la mejor, ni la que se preveía en los albores ilusionantes de la campaña. Tampoco la recomendable para hallar alrededor el necesario clima de calma que favorezca la progresión. Del mismo modo, también perciben el aumento de la inquietud en el entorno según pasan los partidos al no llegar la ansiada buena racha de resultados. Por eso, el director deportivo trasladó la medicina que él aplica a su trabajo y que recomienda al resto del reparto de actores principales: "Es un año duro en el que tenemos que ser totalmente impermeables (a la crítica). Y trabajar. Son situaciones en las que, probablemente, para una plantilla joven, todo esto les está haciendo mejores jugadores. Es crecer. Yo no me planteo nada a largo plazo. Solo me preocupa el partido del viernes. Lo demás, lo veo todo muy lejos", redondeó en su exposición.

Etiquetas
Comentarios