Real Zaragoza
Suscríbete

Eguaras, crecido moralmente

El centrocampista navarro subraya que, tras un difícil inicio de temporada para él, está disfrutando en los últimos partidos con la titularidad.

Eguaras, en la Ciudad Deportiva.
Eguaras, en la Ciudad Deportiva.
HA

Íñigo Eguaras, el centrocampista navarro del Real Zaragoza que llegó en verano desde el Mirandés, parece haber pasado ese largo periodo de aclimatación al equipo. Le costó muchas semanas alcanzar peso específico en los planteamientos tácticos de Natxo González, pese a que su contratación se hizo pensando en un jugador de alto rango para el proyecto de este año. En el último tramo de la competición, con los dos últimos partidos como referencias más relevantes, Eguaras ha subido cotización dentro de los planes del técnico. Y el futbolista, formado en la cantera del Athletic de Bilbao, manifestó este martes sentirse crecido moralmente por cómo han evolucionado las cosas respecto de su rendimiento y papel en el equipo.

"Estoy llegando a mi mejor momento. Es verdad que he tenido fases en las que no he estado bien, por eso me he quedado fuera también. Pero creo que ahora estoy en uno de mis mejores momentos, tanto en juego como personalmente. Y eso se transfiere al campo. Si tú estás bien, el equipo lo agradece. Si cada uno sacamos lo mejor de nosotros, el equipo lo va a notar", comenzó analizando el de Ansoáin.

Eguaras se ha convertido en el pivote único en el recuperado sistema del rombo por parte de Natxo González. El timón del juego zaragocista. Y el navarro dice sentirse a gusto con esa encomienda. "Siempre me he sentido cómodo siendo el único pivote. Me gusta arriesgar, tener personalidad. Al final, lo que un jugador quiere es sacar lo mejor de sí mismo. Y, cuando las cosas van mal, dar un paso adelante y llevar el peso del juego. A mí me gusta. Y si el míster sigue pensando que debo hacerlo, pues ahí seguiré", abundó en su talante positivo.

Íñigo Eguaras recordó el peor momento de su largo bache inicial, aquella noche en El Alcoraz donde Natxo lo llegó a dejar incluso al margen de los 18 convocados. "Quedarme fuera de la convocatoria el día del Huesca, mentalmente me hizo bien. Me di cuenta de que tenía que cambiar la situación. Y poco a poco he tenido esos minutos que no estaba teniendo anteriormente y ahora me encuentro bien", reiteró un jugador que debe convertirse en piedra angular de la reacción del Real Zaragoza en la segunda vuelta que acaba de comenzar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión