Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Un año para olvidar

El Real Zaragoza solo ha ganado 10 de los 43 partidos ligueros disputados durante 2017, firmando unos números preocupantes a caballo de dos temporadas.

Alberto Zapater y Edu García, en un partido de la pasada campaña.
Un año para olvidar
GUILLERMO MESTRE

Pocos años naturales peores ha registrado el Real Zaragoza en su historia que este 2017 que ya apura sus últimos días. Sus números, firmados a caballo de dos temporadas, rozan la mediocridad: 47 partidos oficiales, con solo 12 victorias, dos de ellas, contra Granada y Lugo en Copa del Rey. Ese pírrico ratio de triunfos representa un 25%, es decir, el Zaragoza de 2017 solo ha ganado un partido de cada cuatro que ha jugado. Para encontrar un año natural con unos resultados tan pobres e insuficientes hay que remontarse a 1957, entonces en Primera División, categoría que en el curso 57-58 se salvó por los pelos, por un solo punto.

El año 2017 quedará sellado en el historial del Real Zaragoza como uno de los peores de su existencia y como el momento en el que el equipo aragonés se consolidó como un equipo más de Segunda División, enlazando una cuarta y una quinta temporadas consecutivas en la categoría. Un año en el que el Zaragoza ha dejado de mirar a la zona noble de Segunda y ha vivido más pendiente de amenazas clasificatorias. De hecho, el pasado curso no consiguió la salvación matemática, esos 50 puntos en los que suele estimarse la permanencia, hasta la penúltima jornada. En la presente temporada, la puntuación del equipo no es mucho mejor, con solo 23 puntos en 20 jornadas, una cifra que al Zaragoza no le permite ni una confianza.

En liga, entre la actual campaña y la pasada, el Zaragoza ha disputado 43 encuentros, con un balance preocupante. Ha ganado 10 partidos, ha empatado 16 y ha perdido 17. Es decir, la derrota ha sido el signo más frecuente en su vida diario. Estos números, equivalentes prácticamente a una temporada plena (42 jornadas), le han supuesto 46 puntos de 129. Una cosecha alarmante, pues el UCAM Murcia descendió el pasado curso con 48 puntos. No hace falta subrayar el difícil y pantanoso terreno que está pisando cada vez más el conjunto aragonés. En este 2017, el Zaragoza solo ha ganado a los siguientes rivales: Huesca (2-3), Numancia (3-0), Elche (0-3), Mallorca (1-0), Mirandés (0-1), Córdoba (1-2), Numancia (3-0), Lorca (0-2), Rayo Vallecano (3-2) y Sporting de Gijón (0-1). Los triunfos se los reparten del siguiente modo los tres entrenadores que ha tenido el equipo aragonés este año: 2 victorias de Raúl Agné, 3 de César Láinez y 5 de Natxo González.

La Romareda, como problema

Esta mala dinámica hunde sus raíces en un dato aún más preocupante, el principio de todas las explicaciones sobre los pobres números del Real Zaragoza: solo ha ganado 4 partidos ligueros en La Romareda durante todo el 2017. Hasta la fecha, entre la pasada y la actual temporada, ha jugado 21 partidos ligueros como local , con un balance de solo cuatro victorias, nueve empates y ocho derrotas. De Zaragoza han escapado 42 puntos de 63 posibles.

Su calamitoso rendimiento viene de lejos, por eso, el equipo casi nunca miró hacia arriba, casi nunca encontró regularidad, casi nunca pudo corresponder su fútbol con sus objetivos. Simplemente mirando los números como local del Zaragoza uno encuentra casi todas las explicaciones de por qué este es su quinto año consecutivo en la categoría y por qué, ahora mismo, lo más razonable es proyectar un sexto: con su rendimiento en La Romareda , el equipo aragonés no puede mirar más allá de la sexta plaza. Es absolutamente incompatible su trayectoria en casa con una posición de cabeza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión