Real Zaragoza

El Real Zaragoza es 14º, más cerca de abajo y con brecha abierta hacia arriba

El nuevo patinazo en La Romareda, esta vez ante el Reus, aisla un poco más a los de Natxo del grupo que le antecede y mantiene el riesgo por detrás.

Clasificación de Segunda tras la 16ª jornada.
HA

El 0-0 ante el Reus ha supuesto para el Real Zaragoza la suma escasa de un punto en su clasificación particular. Ya tiene 19. El problema es que han pasado 16 jornadas, se han disputado 48 puntos, y esa cifra es harto insuficiente para estar en la parte alta, peleando como se pretendía por la zona de ascenso y promoción. Eso, con el paso de las semanas y la anemia en las rentas de los de Natxo González, está derivando en una ubicación cada vez más peligrosa entre los 22 clubes de Segunda División. El Real Zaragoza se marcha camino de diciembre en el puesto 14º, a solo 3 puntos de las plazas de descenso a Segunda B y con ligeros pasos más de retraso respecto de la parte noble, la de cabeza.

El peligro está detrás. Por pura cercanía. La victoria del Lorca, por 0-2 en Tarragona, y el empate del Almería (1-1) en el campo del Barcelona B han colocado a los murcianos y los andaluces con 16 puntos, terceros y cuartos por la cola. Ambos tienen a tiro a los zaragocistas, a un solo partido. O sea, que el Real Zaragoza camina en el punto de mira del antepenúltimo. Esa es la cuestión de riesgo actualmente.

También puntuaron tres de los cuatro perseguidores que, como el Zaragoza, viven en el vértigo aunque agarrados a la valla que bordea el descenso: el Barça B, como se ha referido, igualó con el Almería; el Albacete empató 2-2 en su campo ante el Sporting de Gijón; y la Cultural Leonesa hizo lo propio, 2-2, en Córdoba (los califales cierran la tabla junto al Sevilla Atlético, descolgados ambos con solo 12 puntos, 7 menos que los zaragocistas).

Con ellos, el equipo aragonés no logra sacar provecho de su punto frente al Reus. Simplemente mantiene las distancias, que son cortas: 2 puntos le saca al Barcelona B y uno al Albacete, Leonesa y el Nástic de Tarragona (tienen 18 los tres).

Por arriba, el tropiezo zaragocista lo que ha provocado es la apertura de mayores brechas con los que salieron victoriosos en la parte alta. Son los casos del Granada, ganador sobre el Huesca por 2-0, que ya se ha ido en la promoción a los 27 puntos (es 3º), 8 más que los de Natxo; también del Cádiz, que derrotó 1-0 al Valladolid y se sube ya a la 4ª posición con 26 (7 más que los zaragozanos). Más arriba que ellos, prosigue su sorprendente trayectoria el Lugo, que derrotó 1-0 al Osasuna para ser colíder con el Huesca con 29 puntos y alejar el ascenso directo del Real Zaragoza hasta los 10 puntos. Palabras mayores.

Fuera de la promoción, en el 10º puesto, también se benefició ostensiblemente de su victoria por 3-1 el Oviedo, que tumbó al Numancia. Los carbayones alcanzan los 23 puntos en la mitad de la tabla, cifra que está fuera del radio de un partido del Real Zaragoza, pues son ya 4 de distancia.

También están fuera de mano a corto plazo el Rayo Vallecano (6º), que empató 2-2 en Tenerife y tiene 25 puntos, los mismos que el citado Numancia y el Osasuna (son 6 puntos más que los blanquillos, dos partidos al menos de margen).

Es evidente que la jornada ha sido mucho más perniciosa que favorable para el Real Zaragoza, que se ancla unos centímetros más en el barro de la parte baja del ranquin de la categoría de plata. La primera posibilidad que tienen los de Natxo para huir de ahí y respirar algo más limpio será el próximo domingo en Gijón. Pero, para medir la dimensión del retroceso experimentado por los zaragocistas en el último mes y medio, aunque ganasen en El Molinón ese partido de gran envergadura (el Sporting es uno de los recién descendidos de Primera), los muchachos de Natxo González solo pueden aspirar a alcanzar el escalón 12º que tiene ahora el Tenerife con 22 puntos. Imposible llegar más arriba de un solo salto. La escalada, necesaria y todavía posible por lo larga que es esta liga de 42 jornadas, tiene que plantearse por fuerza a medio y largo plazo.

Etiquetas
Comentarios