Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Una Copa para el futuro

El equipo que acabó el partido contra el Valencia presentaba un promedio de edad insólitamente joven: 22,9 años.

Guti fue uno de los protagonistas destacados del Zaragoza-Valencia
Una Copa para el futuro
Toni Galán

Un Zaragoza sub 23 acabó compitiéndole de tú a tú al Valencia en el partido de Copa del Rey del pasado martes. Después de que Natxo González agotara sus tres cambios, sentando a Oliver Buff, Alberto Benito y Alberto Zapater y sacando al césped a Raí Nascimento, Julián Delmás y Aleix Febas, el equipo aragonés quedó configurado por 11 futbolistas que promediaban 22,9 años. Un conjunto muy joven, plagado de promesas. En ese tramo final del partido contra el Valencia, coincidieron Álvaro Ratón (24 años), Julián Delmás (22), Grippo (28), Jesús Valentín (26), Lasure (23), Guti (20), Febas (21), Raí (19), Papunashvili (22), Pombo (23) y Vinícius (24). Solo los dos centrales superaban los 24 años, con Grippo como futbolista más veterano y con Raí y Raúl Guti como benjamines del equipo.

Ya durante el verano, la dirección deportiva había puesto el énfasis en rejuvenecer la plantilla, para dotarla de mayores energías, mejores cualidades físicas y más ambición. Descontando los filiales del Sevilla Atlético y el Barcelona, solo el Huesca (25,4) presenta una platilla más joven que la del Real Zaragoza (25,9).

A este bisoño Zaragoza que acabó enfrentándose al Valencia en la recta final del encuentro, contribuyó la amplia y extraordinaria presencia de futbolistas que han saltado al primer equipo desde la Ciudad Deportiva. Hasta siete jugadores con sello de la cantera se reunieron en el césped de La Romareda en los 14 minutos que fueron desde la salida al campo de Julián Delmás y la retirada de Alberto Zapater.

Álvaro Ratón, Delmás, Lasure, Zapater, Guti, Pombo y Raí representaron ese sentimiento de pertenencia. Excepto el portero y el delantero, cinco de ellos tienen sangre aragonesa, aunque Raí lleva desde los 13 residiendo como un zaragozano más. La presencia canterana, en otros tiempos, tuvo trazos pasajeros. Sin embargo, Natxo González está incluyendo a varios de estos jugadores en sus planes principales. El papel de Zapater no presenta objeciones: es el capitán y faro de los demás jóvenes. Fijo en el once. Por su parte, Julián Delmás se ha confirmado como un relevo de plenas garantías de Alberto Benito. Raúl Guti ha derribado la puerta del primer equipo mientras el entrenador regula y mide los tiempos adecuados para que siga ganando protagonismo. La cantera no solo está sino que cuenta en un Zaragoza de mimbres jóvenes y esperanzador futuro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión