Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

La Romareda, una fortaleza copera

La historia del Real Zaragoza en la Copa del Rey se escribe a través del gran rendimiento ante su afición. Su balance en casa ante el Madrid, el Barcelona o el Athletic habla de un equipo puntero en la competición.

Los jugadores del Zaragoza celebran un gol en el triunfo copero frente al Granada de esta temporada.
Los jugadores del Zaragoza celebran un gol en el triunfo copero frente al Granada de esta temporada.
Guillermo Mestre

Al calor de su gente, en La Romareda, el Real Zaragoza ha construido a lo largo de su historia una identidad reconocible en los cuatro costados del fútbol nacional: es un equipo de tradición copera. Con seis trofeos de campeón, el Zaragoza y sus aficionados han concebido siempre la Copa del Rey como algo propio. Un torneo por el que se siente cariño y respeto. Las eliminatorias, el tú a tú contra los clubes más potentes de España, han sido siempre del gusto del club y de sus aficionados, con resultados y noches memorables. Algunos de los episodios más gloriosos y recordados de su historia se han vivido en partidos de la Copa del Rey en La Romareda.

Ahora, el Real Zaragoza se encuentra inmerso en una batalla de calado e importancia mayor, la Segunda División y sus urgencias clasificatorias. Sus miras están puestas en otros objetivos. Un hecho que deja en un inevitable y lógico segundo plano la Copa del Rey. Sin embargo, aunque sea de un modo puntual, el conjunto que dirige Natxo González ha recuperado este año para su afición las alegrías coperas, con dos triunfos locales ante el Granada (3-0) y el Lugo (1-0).  

Siguiendo el mismo discurso de preponderancia liguera, en las últimas temporadas el Zaragoza había quedado apeado a las primeras de cambio. Le eliminaron, de forma consecutiva, el Alavés, el Albacete, el Llagostera y el Valladolid. Una tendencia que felizmente ha cambiado con las consecutivas victorias ante el Granada y el Lugo que han llevado al club hasta la ronda de dieciseisavos por primera vez en cinco años.

Se recupera así, históricamente hablando, la normalidad estadística. En los datos asoma una realidad palmaria: el Real Zaragoza ha disputado 108 partidos como local en la Copa del Rey en los que ha logrado 72 victorias, 19 empates y 17 derrotas. El 67% de los partidos que ha disputado en casa en el torno del K.O., los ha terminado ganando. Es decir, uno de cada tres. Números de equipo grande y respetado en una competición en la que es el sexto club con más títulos.

Como local en la Copa del Rey, el Real Zaragoza le ha ganado al Barcelona cinco partidos de diez, al Real Madrid tres de seis, al Atlético de Madrid cuatro de seis, al Athletic de Bilbao cinco de ocho, al Betis cuatro de cinco… y al Valencia, su rival esta noche, dos de cuatro. Su balance ante los clubes más punteros del fútbol nacional es notable tirando a sobresaliente.

Especialmente reseñable es la serie de resultados coperos desde inicios de los 60 hasta finales del siglo pasado. En más de 70 partidos como local, apenas perdió cuatro y empató una docena. El resto, victorias de prestigio ante rivales de todo tipo que le catapultaron a los títulos del 64, el 66, el 86 y el 94. Más tarde llegaron las conquistas del 2001 y el 2004, forjadas también en la fortaleza de La Romareda, con apenas una derrota, 0-1 en la vuelta de la semifinal ante el Atlético del 2001, en las dos ediciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión