Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

La segunda Ciudad Deportiva de la historia

El Zaragoza jugó su primer y único partido en un área de entrenamientos del rival frente al Castilla en 2013. En Valdebebas, ganó 1-2. Ahora repite en Sevilla.

Dos momentos del partido RM Castilla-Real Zaragoza de septiembre de 2013, la primera y única vez hasta ahora que el cuadro zaragocista ha jugado en una Ciudad Deportiva. El envoltorio del partido fue así de raro para el primer equipo aragonés.
La segunda Ciudad Deportiva de la historia
Enrique Cidoncha

El Real Zaragoza ha jugado varias veces en su historia partidos oficiales contra filiales. Algunas en Copa y, últimamente, en su feo caminar en Segunda División, también el liga. En ese repertorio, sus partidos como visitante siempre fueron en los campos grandes de los equipos matrices.

En los setenta, contra el Mestalla, el Zaragoza jugó en el entonces denominado Luis Casanova. Poco después, en el torneo copero, tanto el Las Palmas Atlético como el Osasuna Promesas, lo recibieron en el viejo Insular y el El Sadar. En los ochenta, cuando el Castilla se cruzó también en la Copa, el partido de ida se disputó en un semivacío Santiago Bernabéu. Se jugaba contra equipos B, pero el escenario no desmerecía los partidos.

Ya en tiempos más modernos, ha solido ocurrir lo mismo. El Sevilla Atlético, tanto en 2009 como el año pasado, fue anfitrión del Real Zaragoza en el enorme Sánchez Pizjuán. El Bilbao Athletic, hace dos campañas, permitió a los zaragocistas estrenar, aunque fuera en un duelo de plata, el flamante Nuevo San Mamés. Entremedias, las visitas al Barcelona B han tenido como coliseo el Mini Estadi, esa réplica en miniatura del magno Camp Nou vecino que no desmerece para la Segunda División y, en ningún caso, se trata de un campo de Ciudad Deportiva (ahí jugará enseguida, aunque por ahora no, el filial culé, pues va a demoler este Mini Estadi recalificado para construir viviendas y ha puesto en pie un coqueto campo, el Johan Cruyff, en la Ciudad Deportiva de Sant Joan Despí).

La primera y única vez que el Real Zaragoza tuvo que jugar en un campo de Ciudad Deportiva fue en septiembre de 2013, contra el Real Madrid Castilla. Recién descendido de Primera, aquel Zaragoza que dirigía Paco Herrera visitó al filial merengue en el campo principal de las instalaciones de Valdebebas, cerca de Barajas, cuyo nombre es Alfredo Di Stéfano. Un recinto, al menos, que portaba una reciente construcción y que tenía el aroma de moderno, pese a tratarse de un escenario alejado de un estadio al uso. Sin gradas en los fondos, con dos tribunas bajas a los lados, con vallados a la vista a todas caras... En ese estreno en una Ciudad Deportiva, el Zaragoza ganó 1-2, con goles de Henríquez y Víctor Rodríguez (el ahora alavesista Burgui marcó el tanto local).

Este sábado, en Sevilla, en la más vetusta y menos funcional Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros del Sevilla FC, el Real Zaragoza jugará por segunda vez en su historia en un recinto de este perfil. En un campo de reciente remodelación (solo se ha construido de nueva planta su tribuna principal, con leves arreglos en el resto del perímetro) al que los sevillistas han llamado 'Viejo Nervión'.

Este relato histórico hace entender la rareza del caso. No es normal ver al Real Zaragoza en este tipo de cosos. Natxo González, al respecto, puntualizó lo que puede significar para el equipo afrontar la disputa de estos 3 importantes puntos ante el Sevilla Atlético en este terreno de juego: "La preparación del partido en sí no se ve mediatizada, pero otra cosa es, en el plano individual como jugador, los futbolistas sientan una sensación rara porque no tienes alrededor un estadio como podemos tener el nuestro, La Romareda, o como vivimos en su día en Oviedo, en Córdoba... Puede resultar extraño. Pero tendremos que adaptarnos. Es algo que atañe a lo individual", reconoció el entrenador blanquillo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión