Despliega el menú
Real Zaragoza

Las alegaciones por Borja Iglesias y Febas, en marcha

El Real Zaragoza prepara su defensa en busca de que les sean retiradas las tarjetas que les mostró Figueroa y que el ariete pueda jugar en Oviedo.

Momento en el que se inicia la acción en la que el portero del Nástic, Dimitrievski, acaba tirándose al suelo fingiendo una agresión de Borja Iglesias que no existió.
Momento en el que se inicia la acción en la que el portero del Nástic, Dimitrievski, acaba tirándose al suelo fingiendo una agresión de Borja Iglesias que no existió.
Toni Galán

Semana agitada y llena de contenidos de enjundia la que aguarda al área jurídica del Real Zaragoza tras el terrible arbitraje de Figueroa Vázquez en el partido frente al Nástic en La Romareda. De entrada, la primera tarea que está ya en marcha es la elaboración del pliego de descargos en el que se solicite al Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol la anulación de las dos tarjetas amarillas que el colegiado andaluz mostró al delantero Borja Iglesias, que significaron su expulsión en el minuto 44 y el menoscabo consiguiente que perjudicó la victoria zaragocista (1-0) que, en esos momentos, existía en el marcador.

Ni la primera ni, sobre todo, la segunda, se consideran ajustada a la norma. Las pruebas videográficas, en este caso, pueden resultar vitales y contundentes para dejar en evidencia la redacción del acta arbitral, alejada de la realidad que ocurrió en la acción donde el portero del Nástic, el macedonio Dimitrievski, simuló sin pudor una agresión inexistente.

También se estudia la solicitud, mediante alegaciones, de que le sea retirada la tarjeta amarilla a Febas "por protestar una decisión" del árbitro. En este caso, el vídeo también demuestra que el jugador del Real Zaragoza no emite por su boca ni una sola palabra que pueda responder a la acusación del árbitro sevillano. Solo hay un cabeceo con sentido negatorio, gestual, nunca reproche oral alguno, al no entender Febas cómo no pitaba una falta clarísima que le hizo ser desplazado por el rival del Nástic incluso fuera del campo, junto a la banda.

Otra cuestión más específica será abordar la denuncia en el acta de Figueroa respecto del acoso que, según redactó en el apartado de 'Otras observaciones', sufrió por parte del director general del Real Zaragoza, Luis Carlos Cuartero. Ese asunto, por ahora, a mitad de tarde del lunes, está en una fase más preliminar.

Etiquetas
Comentarios