Despliega el menú
Real Zaragoza

Jesús Valentín, el retorno del central por consolidar

La presencia del defensor canario en el once titular ante el Lugo en Copa, el único adelanto de Natxo González sobre los cambios que ejecutará este jueves.

Jesús Valentín, en un entrenamiento de pretemporada en Boltaña, conduce la pelota ante Borja Iglesias.
Jesús Valentín, el retorno del central por consolidar
Daniel Marzo

Jesús Valentín va a volver a tener una oportunidad para reivindicarse como defensa central del Real Zaragoza. El escenario elegido por Natxo González para otorgarle al canario esta nueva ventana en el once inicial es el partido de Copa ante el Lugo en La Romareda, este jueves a las 21.00. Es el único caso en el que el técnico vasco, en su rueda de prensa previa de este miércoles, adelantó la titularidad y puso nombre a los varios cambios que va a llevar a cabo en el bloque base en esta cita entre semana. Y lo hizo de una manera curiosa.

Se le pidió a Natxo que valorase lo que supone la baja de Grippo para el eje de la línea defensiva, uno de los puntos más débiles del equipo en el inicio de temporada. El central suizo ha sido, hasta el esguince de rodilla (de grado 1 en el ligamento lateral externo de la articulación derecha) que sufrió el pasado sábado en el Anxo Carro de Lugo, el principal bastión del entrenador en esa complicada zona de su pizarra táctica. Y así contestó: "Siempre hay que buscar el lado positivo de las cosas. Grippo es el que más minutos había acumulado en lo que llevamos de temporada. Y su lesión nos obliga a que entre otro compañero. Verdasca creo que está evolucionando muy bien. Mikel González va a ir incorporándose poco a poco, acumulando minutos, pero sin pasarnos. Luego, está Zalaya. Esto, a lo que nos obliga es que vayan entrando los demás centrales", describió el entrenador blanquillo.

En su enumeración, faltaba uno. El canario. Y se le pidió una nueva explicación por ese singular detalle. "No he citado a Jesús Valentín... porque va a ser titular mañana (por el jueves)", apuntó Natxo González al ser advertida la cuestión desde la bancada de los medios de comunicación. Una singular escena.

No está teniendo un camino sencillo el jugador tinerfeño desde que el entrenador vasco llegase al equipo este verano. Sus actuaciones particulares, con algunas desatenciones serias en las obligaciones tácticas que Natxo pide a la zaga, ya lo abollaron durante la serie de amistosos estivales, entre julio y agosto. Jesús Valentín debió superar sus yerros con trabajo y aplicación en los entrenamientos, perdiendo de forma evidente los galones con los que había arrancado el verano. Fue titular en Tenerife, en el primer partido oficial, y contra el Granada, en el segundo capítulo liguero. Y de nuevo desapareció del tablero de Natxo. Tanto que, incluso, fue relegado a la grada, quedándose sin convocar, frente al Alcorcón y el Lugo. Una trayectoria que destila dificultades por sí misma.

Por eso, que Jesús Valentín regrese al equipo titular en un momento como este, en el Grippo (uno de los veteranos, con 28 años, pese a ser debutante en el fútbol español) tiende a estar ausente alrededor de un mes y en el que el otro 'senior' del grupo de centrales, el experimentado Mikel González, aún está en fase de sintonía tras su tardío fichaje, no es algo accesorio. Es una nueva puerta a su recuperación como pieza útil para el equipo. Tal y como estaba programado por Lalo Arantegui en junio cuando decidió que fuese uno de los únicos cuatro supervivientes de la plantilla del año anterior.

Etiquetas
Comentarios